Saber comer   Fundación para la Diabetes

Noticias

La dieta mediterránea reduce en un 22% la necesidad de medicación en la diabetes

Un ensayo clínico realizado en España por investigadores del Ciberobn, que analizaron a más de 3.200 pacientes durante más de tres años, constató que las personas que siguen una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra reducen hasta un 22% la necesidad de iniciar tratamiento antidiabético. La diabetes alcanzó proporciones epidémicas y afecta a más de 450 millones de personas en todo el mundo, situándose a la cabeza de los problemas más graves de salud pública. En España, una de cada 10 personas adultas sufre diabetes tipo 2. En el ensayo, enmarcado en el estudio Predimed y publicado en la revista Diabetes Care, los participantes fueron asignados al azar a tres dietas: mediterránea con aceite de oliva virgen, mediterránea suplementada con frutos secos mixtos y dieta baja en grasas (grupo control). "La menor necesidad de medicación (ya sea oral o inyectable) con el patrón de dieta mediterránea y aceite de oliva virgen extra probablemente refleje el mejor control glucémico que se obtuvo con esta dieta durante el largo seguimiento del estudio Predimed", comentó el autor senior del trabajo, Fernando Arós.

La cáscara del cacao podría revertir la diabetes por obesidad

Un nuevo estudio realizado en la Universidad de Illinois (Estados Unidos), en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), ha evidenciado que tres de los compuestos fenólicos de las cáscaras de cacao tienen efectos sobre la grasa y las células inmunitarias de los ratones, lo que podría revertir la inflamación crónica y la resistencia a la insulina asociada con la obesidad.

Los peces grasos protegen contra la diabetes tipo 2 (si no tienen contaminantes ambientales)

Si los pescados grasos estuvieran libres de contaminantes ambientales, se reduciría el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Sin embargo, los contaminantes en el pescado tienen el efecto contrario y parecen eliminar el efecto protector de la ingesta de pescado graso. Esto ha sido demostrado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers (Suecia), que han utilizado métodos innovadores que podrían utilizarse para abordar varias cuestiones sobre alimentación y salud en estu ...

Disfrutar de la comida fuera de casa, una elección atractiva para las personas con diabetes

La opción de cambiar el comedor de casa por un restaurante para comer es apta para todos, también para las personas con diabetes. Solo es necesario utilizar la cabeza, además del paladar, para elegir el menú más adecuado Programar las comidas a las horas e intentar comer la misma cantidad de alimento que tomaríamos en casa, son claves para poder controlar la ingesta manteniendo los niveles de glucosa de manera óptima

Por qué hay que contar los hidratos de carbono en diabetes

Los hidratos de carbono ingeridos se transforman en glucosa (azúcar) cuando llegan al estómago. Una vez se hace la digestión (15 minutos, dos o tres horas, o incluso más tiempo, dependiendo del tipo de hidrato de carbono) pasan al intestino delgado y, de ahí, a la sangre.

Un popular ingrediente alimentario podría aumentar el riesgo de diabetes y obesidad

El consumo de propionato, un ingrediente alimentario ampliamente utilizado en productos horneados, alimentos para animales y saborizantes artificiales, parece aumentar los niveles de varias hormonas que están vinculadas con el riesgo de obesidad y diabetes, según una nueva investigación dirigida por la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos,

Sigue faltando evidencia científica en la relación diabetes y edulcorantes

¿Puede el consumo de edulcorantes provocar diabetes tipo 2? ¿Cuál es la relación entre diabetes y edulcorantes? Pues la respuesta sigue sin estar clara desde que hace un par de años, en el congreso de la EASD de Lisboa se diera a conocer un estudio que aseguraba que los edulcorantes artificiales podrían cambiar la respuesta del cuerpo a la glucosa cuando son consumidos en grandes cantidades, y eso podría aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.