Saber comer   Fundación para la Diabetes

Noticias

'Cruzada' contra la sal, el azúcar y las grasas saturadas

Nutricionistas gallegos aplauden el plan para reducir un 10% esas sustancias de los alimentos como medida contra la obesidad infantil ágatha de santos | a coruña 20.02.2019 | 00:48 Un 10% puede parecer un porcentaje bajo, aunque no lo es si hablamos de salud. Reducir en un 10% la cantidad de sal, azúcares y grasas saturadas de los alimentos para el 2020, que es la cantidad consensuada entre el Ministerio de Sanidad y la industria Alimentaria , es un gran paso en la lucha contra la obesidad y sus enfermedades asociadas, como la diabetes tipo 2, la hipertensión, el colesterol, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. Así lo entienden los nutricionistas gallegos y así lo reconoce también la propia industria alimentaria, que busca fórmulas para ofrecer productos más saludables.

Frutos secos, una sana manera de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en diabéticos

La diabetes tipo 2 se asocia con un mayor riesgo de colesterol alto, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Además, constituye un problema de salud pública a nivel mundial. Solo en España, según el Estudio di@bet.es afecta al 13,8% de los españoles mayores de 18 años, lo que equivale a más de 5,3 millones de españoles. De ellos, casi 3 millones ya estaban diagnosticados, pero 2,3 millones, el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad. Las nueces son ricas en ácidos grasos insaturados, fitoquímicos, fibra, vitaminas como la vitamina E y el folato, así como minerales como el calcio, el potasio y el magnesio. Sin embargo, poco se sabe sobre los beneficios sobre la salud, si es que los hay, que las nueces puedan ofrecer a las personas con diabetes tipo 2.

Los españoles consumen el triple de azúcar que la recomendada por la OMS

Para comer azúcar de más no hace falta ser goloso. Este alimento es intrínseco a muchos productos, desde fruta a lácteos, puede añadirse a cucharadas o mediante el uso de miel, pero también está oculto en muchos platos procesados (del pan a los precocinados), advierte el nutricionista Carlos Ríos, quien, junto a la aseguradora DKV, ha elaborado un documento sobre el riesgo de este nutriente y cómo reducirlo. Algo muy recomendable en España. Según el estudio Anibes, un trabajo de referencia sobre la dieta mediterránea en particular y la alimentación de los españoles en general, la ingesta media de azúcar es de 71,5 gramos al día. La Organización Mundial de la Salud recomienda que no sean más de 25 gramos, o el 10% de las calorías totales. Y la causa es clara: la obesidad y la diabetes están en alza, y muy estrechamente ligadas a este alimento (aunque no es el único, y la aseguradora ya prepara trabajos sobre grasas y sal).

Asocian el consumo habitual de lácteos con menos posibilidades de padecer diabetes e hipertensión

Las personas que consumen productos lácteos de forma habitual tienen menos posibilidades de padecer diabetes e hipertensión y, por tanto, de desarrollar enfermedades asociadas. Son datos del estudio Di@bet.es, diseñado y promovido desde el CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), ha contado con la participación de investigadores y centros sanitarios de toda España. El objetivo inicial de este estudio era establecer la prevalencia de diabetes en España, «pero también ha permitido estudiar la prevalencia de otros factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión, el sedentarismo o la dieta», explica Gabriel Olveira. del Hospital Regional de Málaga.

Claves para frenar la obesidad infantil

Promover la implicación de los niños en su alimentación, instaurar una asignatura escolar para enseñarles a cocinar comidas sanas y formar a los padres para que conozcan qué alimentos deben darles a sus hijos, son las claves para acabar con la obesidad infantil, que hoy afecta a uno de cada ocho menores. Así se ha puesto de manifiesto durante los «Diálogos EFE Salud: Obesidad, epidemia del siglo XXI», en el que han participado los cirujanos Carlos Sala, jefe de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Valencia, y Aniceto Baltasar, pionero en España en cirugía bariátrica, la experta en la endocrinología infantil Almudena Navarro y la nutricionista Rocío Práxedes.

La SEEDO recomienda comer pan a diario, sobre todo integral

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) recomienda incluir en la dieta diaria el pan y los cereales, especialmente integrales, al considerarlos “grandes aliados para una dieta sana, equilibrada y variada”. “Junto con las frutas y verduras, los tubérculos y las hortalizas, los cereales y sus derivados constituyen los pilares de una alimentación sana”, explica el presidente de la SEEDO, Francisco Tinahones Madueño, en un comunicado.

Recomendaciones para controlar la diabetes

Las personas que padecen diabetes deben tener un cuidado exhaustivo de su enfermedad durante estas fiestas. La alimentación es un aspecto fundamental en el tratamiento de la diabetes, y la Navidad se caracteriza por los excesos en las comidas debido a la presencia de grandes cantidades de grasas y dulces. Tal y como recoge la Fundación para la Diabetes, es fundamental conocer y controlar la cantidad de hidratos de carbono que se toman en cada una de las comidas.

Consejos para una Navidad con diabetes

“Las personas con diabetes deben tener precaución con la alimentación para no excederse, pero todos somos conscientes también de que estos días también debe haber algo de permisividad”, afirma el doctor Manuel Gargallo, coordinador de diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). El endocrinólogo explica que el impacto de las fiestas navideñas en las personas con diabetes tampoco es tan diferente al del resto de la población ya que la principal consecuencia es el aumento de peso por el incremento de la ingesta calórica.

Nutrición: Dieta para la diabetes

La alimentación es fundamental para el adecuado control del nivel de glucosa. Eliminar azúcares rápidos y aprender a leer el etiquetado nutricional son dos consejos que benefician a nuestra salud

Cómo deberías comer si eres diabético

Según un estudio elaborado en 2013 por la Sociedad Española de Diabetes, el más completo realizado hasta la fecha, un 13,8% de la población padece diabetes tipo 2, y alrededor de un 40% lo desconoce. Pese a que la detección precoz es un proceso sencillo, pues basta una analítica regular y una segunda prueba de confirmación, gran parte de la población vive ajena al hecho de que padece diabetes o prediabetes.

La obesidad en menores de 25 años aumenta entre un 3 y un 5% desde el año 2000

España sigue entre los países con mayores tasas de obesidad infantil y juvenil a nivel europeo. La prevalencia de la obesidad en menores de 25 años en España ha aumentado desde el año 2000 entre un 3 y un 5% en función del grupo de edad, según datos del Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), que señala que la tasa de obesidad en esas edades se sitúa en el 11,3 %.

Más yogur y queso: una medida para reducir el riesgo de diabetes tipo 2

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, ha concluido que los niveles más altos de biomarcadores del consumo de grasa láctea se asocian con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Para llegar a esta conclusión los investigadores examinaron a un total de 63.682 adultos de 16 estudios multinacionales que forman parte del consorcio libres de esta enfermedad.

El consumo de leche en el desayuno reduce la glucosa en la sangre

Una investigación reciente subraya su importancia para prevenir la diabetes tipo 2 y la obesidad. El consumo de leche en el desayuno es algo natural para muchas personas, aunque no para todo el mundo. Una reciente investigación llevada a cabo por las universidades vecinas de Guelph y Toronto ha reseñado que los efectos de este hábito abarcan un menor nivel de glucosa en la sangre debido a la composición y la concentración de proteínas. Esto puede resultar beneficioso para prevenir, por ejemplo, la diabetes tipo 2 o la obesidad.

La época del azúcar, obesidad y diabetes

El azúcar se ha convertido en uno de los enemigos de la dieta sana, pero, ¿resulta una moda pasajera o se sustentan en evidencias las críticas hacia el azúcar? La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja reducir el consumo de azúcares libres a lo largo del ciclo de la vida. Esta reducción debería ser al menos del 10% de la ingesta calórica total para obtener beneficios para la salud. Aunque la teoría de no consumir azúcar en abundancia se conozca, es posible que no se distinga correctamente qué tipo de azúcar es el que se debería reducir: el azúcar libre.

La mala percepción sobre edulcorantes evita que sean una opción contra obesidad

El investigador del Centro de Innovación para la Alimentación y la Salud de la Universidad de Ulster, en Reino Unido, señaló que pese a que algunas investigaciones han confirmado que los edulcorantes pueden ser un aliado importante para este problema de salud pública, aún están rodeados de la desconfianza de la gente.

Los carbohidratos que más engordan

A nadie se le ocurriría confundir una cuchara con un cuchillo. Sí, ambos son piezas de cubertería, pero tienen formas muy distintas y cumplen funciones completamente diferentes. Del mismo modo, los carbohidratos, que consideramos un grupo de nutrientes muy definido (pasta, arroz y esas cosas) son más diversos de lo que pudiera parecer. Lo primero: los hidratos de carbono están compuestos por azúcares. La diferencia radica en la longitud de la molécula. Cuanto más largos son, más le cuesta a nuestro cuerpo sintetizarlos, lo que los convierte en 'sanos'.