Saber comer   Fundación para la Diabetes

El 30% de los pacientes que llega a la consulta del cardiólogo padece diabetes

Compartir: 

La diabetes es una enfermedad silenciosa pero que puede llegar a tener importantes implicaciones en la salud. De hecho, según la definición de la Asociación Americana para la Diabetes (ADA) una enfermedad cardiovascular, por lo que es frecuente que estos pacientes experimenten algún tipo de cardiopatía. Tanto es así, que actualmente se estima que, al menos un 30 por ciento de las personas que llegan a la consulta del cardiólogo tiene diabetes.

Esta es la idea que ha querido transmitir José Luis Palma, vicepresidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), que ha insistido en la importancia de tomar conciencia de la diabetes, para reducir el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Asimismo, en el caso de los pacientes que ya sufren algún tipo de caridiopatía, cuidar los niveles de azúcar también es esencial. El experto de la FEC incide en la importancia que tiene la prevención para estas personas: “tanto la persona con diabetes como la que tiene prediabetes debe tomar medidas de prevención primarias y poner en orden los factores de riesgo” y recuerda también que las personas con diabetes tienen asociadas otras patologías como colesterol elevado, hipertensión y adiposidad visceral, “por lo que para ellas es más importante, si cabe, la prevención secundaria”.

Igualmente, José Luis Palma aconseja a las personas con diabetes que sufren alguna cardiopatía “llevar una vida normal, hacer ejercicio adaptado a la edad, caminar diariamente entre 40 y 45 minutos y llevar una dieta adecuada. Hoy en día se es un poco más permisivo con la alimentación, ya que se puede compensar con medidas farmacológicas y no farmacológicas si fuera necesario”.

Una prevención global

Por su parte, Ana Mateo, gerente de la Fundación para la Diabetes, recuerda que lo importante no es solo cuidarse cuando llega la enfermedad, sino tener unos hábitos de vida saludables para prevenir la misma.

“Desde la Fundación trabajamos para inculcar hábitos de vida saludables como puede ser una correcta alimentación o el impulso de la actividad física con el fin de que, tanto las personas que viven con diabetes como las que pueden ser susceptibles de desarrollarla, mantengan a raya sus niveles de glucosa en sangre. De esta manera, intentamos ayudar a evitar otras complicaciones como pueden ser las cardiopatías”. Por último, dada la importancia que cobra la prevención, los expertos inciden en que ésta debe tratarse también desde el punto de vista socio familiar. Así, concluyen que todo el núcleo familiar debe participar en los cuidados y tratamientos de la persona con diabetes.