Retos   Fundación para la Diabetes

Yolanda Hellín: “Conocer a otras personas con diabetes me hizo sentirme más empoderada"

Compartir: 

Tras recibir un diagnóstico de diabetes con 21 años, Yolanda Hellin comenzó una búsqueda de referentes con diabetes.

Sabe de primera mano que las redes sociales son el escaparate perfecto para ayudar a otras personas jóvenes y sus familiares.

 

Yolanda Hellín compite de manera profesional en maratones y ultramaratones de Mountain Bike desde hace más de cuatro años. En 2019, quedó clasificada tercera de la Comunidad de Madrid en el circuito federado de XCM (maratón) y es una apasionada del ciclismo desde pequeña. Sin embargo, al ser preguntada por su mayor logro deportivo, lo primero que se le viene a la mente es “salir a entrenar y mantener un control glucémico perfecto”..

Diagnosticada de diabetes tipo 1 con 21 años, emprendió a partir de esa edad un camino de lucha y superación constantes: “Quería demostrar a mi familia, a mi endocrina, pero, sobre todo, a mí misma, que la diabetes no tenía por qué ser un freno para hacer la vida deportiva que tanto me gustaba”.

Nos relata que el momento del debut supuso un jarro de agua fría tanto para ella como para su familia: “Recientemente, había fallecido un familiar con diabetes tipo 1 y, en aquel momento, para nosotros ese diagnóstico era el fin. Mi endocrina me prohibió por completo el deporte y, por supuesto, competir, y yo había sido una amante de este en todas sus formas desde bien pequeña”.

Yolanda, como tantas otras personas de su edad -o, incluso, más jóvenes-, que se enfrentan a un diagnóstico de diabetes, halló en las redes sociales los ejemplos de superación que tanto necesitaba y, ahora, alienta con su ejemplo a los demás.

“Al principio, sientes un rechazo hacia la diabetes, porque esta te hace diferente a otras personas de tu edad. Sin embargo, a medida que me destapé públicamente y decidí abrirme a los demás (y permitir que me apoyaran, también), empecé a conocer a otras personas con diabetes como yo, y a sentirme más empoderada”.

Admite que ahora, cuando conoce a los participantes de una carrera, se presenta como diabética desde el inicio: “No es raro encontrar a personas con diabetes en la misma situación que tú, el problema es que muchas veces no admiten o ‘anuncian’ que lo son hasta que tú se lo comentas”.

Yolanda, con casi 8.000 seguidores en Instagram, sabe de primera mano que las redes sociales pueden ser el escaparte perfecto para ayudar a personas jóvenes y a sus familiares a encontrar referentes con diabetes y ayudarles así a dar el siguiente paso: destaparse y dejarse apoyar.

Buscas diabetes tipo 1 en Instagram y encuentras a gente con la que puedes hablar, a la que puedes consultar sobre cómo se controla, qué hace en los entrenamientos… a mí me fue de gran ayuda y me encanta poder servir a los demás también. A fin de cuentas, uno de los primeros pasos que di fue buscar grupos de personas con diabetes que compitiesen”.

 

Competir con diabetes

La relación de Yolanda con el deporte, como la de muchas otras personas con diabetes, es una simbiosis constante. Este le ayuda a controlar mejor su enfermedad –“cuando entreno de forma constante, mi cuerpo asimila mucho mejor la insulina, los hidratos… me ayuda mucho” –, y, a cambio, le pide un esfuerzo extra: “Yo digo siempre que compito en dos carreras, la ‘física’ y la ‘mental’, porque como persona con diabetes tengo que pensar en muchos factores más. Tener en cuenta el tipo de terreno, la duración, si va a haber zonas de sprint, la alimentación… todo ello me afecta en mi rendimiento”.

A pesar de todo, Yolanda es capaz de enumerar una enorme lista de adjetivos positivos que ha adquirido gracias a la diabetes: “La diabetes te da muchísima fortaleza. Te hace muy resiliente, muy fuerte, con la cabeza muy amueblada y muy bien puesta en los objetivos que anhelas. Te ayuda a no rendirte tan fácilmente, y a pensar en la superación constante”.

Como mensaje final, alienta a todas las personas con diabetes a no dejarse vencer por el miedo y a establecer una relación sana con el deporte: “Al principio es difícil, pero, a menudo, las cosas más satisfactorias lo son. Lo importante es marcarse pequeños objetivos que te permitan disfrutar día a día de los avances que realizas. Controlar tu rendimiento deportivo y glucémico te puede ayudar a irte conociendo para que, con el tiempo, puedas disfrutar mucho más y controlarte mucho mejor”.