Retos   Fundación para la Diabetes

Alejandro Samper - “Poniendo los medios adecuados, la diabetes no te puede parar ante nada. Cuanto antes lo asumas, antes empezarás a vivir de nuevo”

Compartir: 

 

A sus 36 años, Alejandro Samper desempeña diferentes roles en su vida. Se define a sí mismo como deportista, familiar, padre de una niña de 4 años, trabajador, persistente y perseguidor de sueños. A su vez, saca tiempo para competir a alto nivel en carreras de obstáculos tipo Spartan Race, superando, en entornos naturales, tanto obstáculos de la propia naturaleza (ríos, lagos, barrancos) como artificiales (poleas con peso muerto, subir pirámides, alambradas, llevar pesos como sacos y troncos, arrastrar neumáticos y bloques).

Sin embargo, las Spartan Race no son el único reto al que Alejandro se ha enfrentado en su vida. A los 13 años; la pérdida de peso, de energía o la enorme cantidad de agua que bebía hicieron sospechar a su familia que algo le pasaba. Hecho que se confirmó con el diagnóstico de una diabetes tipo 1.

Fue entonces cuando su familia y círculo social más próximo se convirtieron en un apoyo fundamental: “Para mí son la parte más importante. Y, muchas veces, ellos no son ni siquiera conscientes. No existía ningún caso cercano a mí que fuera diabético y todo eran dudas, no sabían muy bien cómo actuar. Optaron por la mejor opción, me trataron como antes, como si no tuviera ninguna enfermedad”.

 

A partir de ese momento, Alejandro inició un compromiso con su diagnóstico con el objetivo de adaptar la diabetes a su estilo de vida. Asumir esta nueva situación es algo que como él mismo dice lleva tiempo. “El mayor reto al que te somete la diabetes es el tiempo que tardas en asumir que tienes una enfermedad y que es tuya. No es del médico, ni de tu familia, ni de la sociedad. Es tuya y cuanto antes asumas que poniendo los medios adecuados no te puede parar ante nada, antes empezarás a vivir de nuevo”, sostiene.

El Campeonato del Mundo Trifecta: su próximo reto.

Su interés por las carreras de obstáculos surgió en 2014 cuando su mujer le regaló por su cumpleaños la inscripción a la Spartan Race de Barcelona. “Acabé entre las primeras posiciones y disfruté como nunca. Sabía que ese deporte me iba a acompañar en los siguientes años”. Quizás sea ese el motivo que lleva a Alejandro a elegir esta carrera entre la más importantes de las que ha disputado. “Por ser la primera es la más especial”, sostiene.

Desde entonces, Alejandro ha subido al pódium en más de 15 ocasiones logrando ser dos años seguidos Subcampeón de Europa por equipos, el 10º en el Campeonato Europeo en 2018, 22º en el Mundial Spartan y 33º del Mundo.

 

El próximo 2 y 3 de noviembre tendrá lugar su próximo gran reto en Grecia: el Campeonato del Mundo Trifecta. Durante dos días correrá tres distancias de 23 kms, 15 kms y 7 kms. “Estaré compitiendo contra los mejores espartanos del mundo dos días consecutivos” nos explica Alejandro.

 

“Para este nuevo reto someteré a mi diabetes a una prueba de Fuego. Tendré que tener en cuenta la alimentación y las horas de competición, así como siempre hago, unido a la fatiga acumulada de dos días a máxima competición” prosigue.

 

En cuanto a la preparación que se requiere para este tipo de competiciones de tan alto nivel, hay adaptar la alimentación y los entrenamientos según la modalidad de carrera y, sobre todo, no arriesgar: “Siempre tengo mi Monitorizador Continuo de Glucosa e hidratos de absorción rápida a mano. Una vez cubiertas esas necesidades, es momento de probar cosas nuevas en entrenamiento que permitan mejorar y ampliar tu zona de seguridad. Nunca debes de tomar más riesgos de los necesarios. Y, menos aún, probar cosas nuevas en carrera”.

Y es que, para él, el deporte lo es todo: “es mi estado anímico, es mi relación social, es mi salud y es el punto de unión en mi familia. Mi hija de 4 Años se está criando en un entorno relacionado con el deporte y no se puede enseñar mejor los valores de la vida a un niño que practicando deporte”. Alejandro práctica varias modalidades deportivas como el atletismo, el running, la bicicleta y el Crossfit: “para poder entrenar para la Spartan necesito entrenar fuerza, resistencia y potencia, y lo bueno que tiene es que puedes disfrutar de practicar otros deportes”.

Cuando le preguntamos qué consejos le daría a alguien que le acaban de diagnosticar diabetes, lo tiene claro: “le diría que escribiera en un papel qué vida o qué cosas querría hacer si no fuera diabético y entonces que escriba o piense los medios que va a emplear para poder conseguir esos retos o metas a partir de ahora. ¡Y se ponga manos a la obra!”

Así mismo, el conocimiento de la diabetes, también lo considera clave: “que estudie algo de nutrición, no hace falta ser un especialista, pero es importante entender cómo actúa cada macronutriente en nuestro cuerpo. No es lo mismo 1g de hidratos de carbono que 1g de grasa o proteína, esto facilitará las cosas y entender como suministrar la insulina”.

Iniciativas como “Reta a la Diabetes”, las considera de enorme inspiración a otras personas: “cuando debuté me hubiera encantado haberos encontrado y hubiera visto la luz mucho antes. Sois súper importantes, sois el punto de unión y la esperanza entre muchos de nosotros”.

Entre sus próximos objetivos, Alejandro afirma de manera contundente: “me propongo que todas las personas y todo lo que toco y esté cerca de mi estén motivados, sanos, enérgicos y ¡con ganas de vivir la vida! ¡Todo lo que haga a partir de ahora ira relacionado con esto y estoy abierto a todo!”

Puedes seguir los pasos de nuestro espartano en su Instagram: alejandrosamper_dt1