Retos   Fundación para la Diabetes

“Debemos conseguir que la diabetes nos motive y nos ayude a perseguir nuestros sueños”

Compartir: 

¿Quién, a lo largo de su vida, no se ha planteado un reto? Todos, en mayor o menor medida, nos hemos desafiado a nosotros mismos, aunque solo sea por una pura necesidad de motivación vital. Y eso es bueno. Lo que además lo convierte en meritorio es que el reto lo afronten quienes tienen que batallar a diario con una patología; en este caso, con la diabetes.

Afortunadamente, cada día son más y mejores los ejemplos de personas con diabetes que desarrollan su vida con absoluta normalidad. Y también sus retos.

Susana Ruiz es uno de esos prototipos de persona incansable, retadora, capaz de motivar a cualquiera. Amante de la montaña, la diabetes no le ha impedido alcanzar sus sueños de llegar a tocar el cielo casi con los dedos, desde las cumbres a las que ha llegado: “todos tenemos momentos de falta de fuerzas y pensamientos negativos, pero cuando los superas y sales de tu zona de confort es cuando empiezas a vivir y a disfrutar, siempre con cabeza”.

El Kilimanjaro en Tanzania, o el Toubkal en Marruecos, o el trekking hasta el campamento base del Everest, son solo tres de la larga lista de montañas hasta las que ha llegado Susana. Es esta rica experiencia la que hoy le permite afirmar que “a pesar de tenerla controlada, de haber entrenado nuestra diabetes en diferentes ámbitos y barajado todos los riesgos y variables, la diabetes es nuestra compañera de viaje, y tenemos que vigilar permanentemente nuestro índice de glucemia. Pero ello no conlleva que no se pueda hacer todo lo que nos propongamos. Hemos de saber que tenemos que aceptar que está ahí, sin ignorarla, y teniendo en cuenta que debemos de estar atentos a nuestra salud”.

“Me enfrento al miedo porque sé que siempre salgo ganando; porque me emociono el doble al alcanzar la cumbre”

 

Susana no deja de lado algo que considera fundamental: la educación. Por eso cree firmemente que conseguir normalizar la diabetes en los más pequeños “es fundamental porque les ayudará a ser libres y autosuficientes con su enfermedad”.

Sin embargo, llegar a la cumbre cuesta; Susana estuvo completamente sola en gran parte de las montañas a las que le ha plantado cara: “tienes que aprender a gestionar muy bien tu diabetes, barajar riesgos y tomar las decisiones adecuadas.

 

 

Para alguien que no lo haya hecho nunca pero que sienta la llamada de la montaña, Susana, que siente la vida como una aventura atrevida, tiene un consejo: “empecemos con montes, senderos, carreras sencillas, y vayamos subiendo poco a poco de nivel. Recorramos un camino y disfrutemos de él”.

 

Desde la FD estamos orgullosos de poder contar con personas como Susana, que ejercen, desde su actitud positiva y responsable, un magnífico ejemplo para jóvenes y mayores con diabetes. Y al mismo tiempo, agradecemos a las empresas que patrocinan este tipo de acciones, por su inestimable ayuda en el fomento de los buenos hábitos entre la población con diabetes.

Más información sobre Susana Ruíz