Prevención   Fundación para la Diabetes

Frutos secos, una sana manera de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en diabéticos

Compartir: 

Comer más frutos secos, especialmente nueces, puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre las personas con diabetes tipo 2, según una investigación que se publica en «Circulation Research».

La diabetes tipo 2 se asocia con un mayor riesgo de colesterol alto, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Además, constituye un problema de salud pública a nivel mundial. Solo en España, según el Estudio di@bet.es afecta al 13,8% de los españoles mayores de 18 años, lo que equivale a más de 5,3 millones de españoles. De ellos, casi 3 millones ya estaban diagnosticados, pero 2,3 millones, el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad.

Las nueces son ricas en ácidos grasos insaturados, fitoquímicos, fibra, vitaminas como la vitamina E y el folato, así como minerales como el calcio, el potasio y el magnesio. Sin embargo, poco se sabe sobre los beneficios sobre la salud, si es que los hay, que las nueces puedan ofrecer a las personas con diabetes tipo 2.