Niños y adolescentes   Fundación para la Diabetes

La lactancia materna protege a las madres frente a la diabetes

Compartir: 

Las mujeres que dan el pecho a sus bebés tienen un riesgo significativamente inferior de acabar desarrollando diabetes tipo 2. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores Centro Médico Kaiser Permanente en Oakland (Estados Unidos) y publicado en la revista ‘JAMA Internal Medicine‘.

En palabras de la doctora Erica P. Gunderson, directora del estudio, “nuestros resultados muestran una asociación contundente entre la duración de la lactancia materna y un menor riesgo de diabetes. Una asociación que, además, se mantuvo después de tomar en consideración todos los factores de riesgo que pudieran influir en los resultados”.

Más de 30 años

En el estudio, los autores siguieron la evolución durante más de 30 años de 1.238 mujeres que, no diagnosticadas de diabetes y madres de al menos un hijo, habían sido sometidas periódicamente a distintas pruebas médicas –entre otras, la medición de sus niveles de glucosa en sangre– desde el año 1985 con motivo de su inclusión, a una edad entre los 18 y los 30 años, en el ensayo clínico ‘CARDIA’ sobre factores de riesgo cardiovascular. Los resultados mostraron que, comparadas frente a aquellas que habían optado por otras formas de alimentar a sus bebés, las mujeres que habían dado el pecho durante un periodo máximo de
seis meses tenían un riesgo un 25% menor de acabar desarrollando diabetes tipo 2. Es más; en caso de que la lactancia materna hubiera superado estos seis meses, la probabilidad de las madres de desarrollar esta enfermedad metabólica se redujo en hasta un 47%.

Como concluye la doctora Gunderson, “la incidencia de diabetes se vio reducida de forma gradual según se incrementó el tiempo de lactancia materna. Una asociación que resultó independiente de la etnia, la diabetes gestacional, el estilo de vida, el índice de masa corporal (IMC) y otros factores de riesgo metabólico de las participantes, lo que sugiere la posibilidad de que el mecanismo subyacente tiene un carácter biológico”.


Etiquetas:

lactancia