General   Fundación para la Diabetes

La pandemia amenaza el tratamiento de las enfermedades crónicas

Compartir: 


En una petición a todos los gobiernos del mundo para que tomen medidas para abordar las enfermedades no transmisibles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que la pandemia ha puesto de manifiesto que se ha logrado muy poco al respecto, a pesar de que este tipo de dolencias afectan a siete de cada diez muertes en todo el mundo.


El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el coronavirus había "atacado a las personas" con enfermedades no transmisibles y que los factores de riesgo a los que se enfrentan "aumentan la vulnerabilidad al Covid-19, la infección y la probabilidad de peores resultados, incluso en personas más jóvenes".


INTERRUPCIONES
Las cuatro enfermedades no transmisibles más comunes son las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las respiratorias crónicas. Juntas, contribuyen a más de 40 millones de muertes al año, dijo el doctor Bente Mikkelsen, director de la División de Enfermedades No Transmisibles de la OMS.
“El estudio más reciente muestra que hay una interrupción en los servicios de salud, incluido el diagnóstico y los tratamientos de enfermedades no transmisibles, en el 69% de los casos”, dijo. "En el caso del cáncer, las cifras son más altas, con el 55% de las personas que viven con cáncer (teniendo) sus servicios de salud interrumpidos".


El doctor Mikkelsen señaló que quienes viven con una o más de estas enfermedades se encuentran entre los más propensos a enfermarse gravemente y morir a causa del nuevo coronavirus.


LA DIABETES, “EN LA DIRECCIÓN EQUIVOCADA”
Solo 17 países están preparados para lograr estos objetivos para las mujeres y solo 15 estaban en camino de hacer lo mismo con los hombres, dijo el doctor Mikkelsen, y señaló que la mortalidad prematura por diabetes ahora “va en la dirección equivocada”.


En los últimos 20 años, unos 200 millones de hombres y mujeres han muerto prematuramente, según la OMS. La necesidad de actuar es urgente, cree la agencia de salud de la ONU, ya que en la próxima década, otros 150 millones de personas morirán a causa de estas enfermedades.