General   Fundación para la Diabetes

¿La diabetes está relacionada con la disfunción eréctil?

Compartir: 

Los hombres con diabetes tienen mayor riesgo de padecer disfunción eréctil (vulgarmente denominada impotencia) que el resto de la población, entre el doble y el triple de posibilidades, tal y como asegura Eduardo García Cruz, responsable de Andrología del Instituto de Urología Serrate & Ribal de Barcelona. “La diabetes sigue siendo uno de los grandes factores que producen problemas de erección. Además, sabemos también que los hombres diabéticos responden peor a los fármacos para mejorar la erección”, explica García. 

Al respecto, José María Recio Córdova del Servicio de Endocrinología del Hospital Clínico de Salamanca y miembro de la Sociedad Española de Diabetes (SED) reconoce que, aunque la disfunción eréctil no es un problema exclusivo de los hombres con diabetes, sí es más frecuente entre estos pacientes. “La prevalencia en varones diabéticos está entre el 35% y el 75%, es tres veces más alta que en la población general”, matiza Recio. 

Y, ¿a qué edades es más habitual que se produzcan problemas de erección si tienes diabetes? Según el portavoz de la SED, la disfunción eréctil entre los pacientes diabéticos empieza a ser más frecuente a partir de los 35 años, entre un 5 y un 15% la padecen, en comparación con el 1,5% que se da en la población masculina general. “El problema puede darse más precozmente cuando hay otras complicaciones crónicas como retinopatía, nefropatía, arteriopatía, si hay mal control glucémico y la existencia concomitante de hipertensión e hipercolesterolemia”, detalla Recio. En este punto, García destaca que la disfunción eréctil será más común a medida que avanza la edad, unido al mal control de la diabetes.

¿Por qué la disfunción eréctil es más frecuente si tienes diabetes?

En términos generales, el riesgo de problemas sexuales es muy alto en hombres diabéticos mal controlados y de larga evolución, tal y como apunta el responsable de Andrología del Instituto de Urología Serrate & Ribal. “La diabetes es una enfermedad que impacta en la sexualidad masculina por tres vías: lesiona los vasos sanguíneos y hace que funcionen peor; disminuye el nivel de testosterona y, por último, daña los nervios que regulan cómo se produce la erección”, detalla García. “Las causas orgánicas de esta mayor prevalencia de la disfunción eréctil en personas con diabetes son el resultado de alteraciones vasculares, neurológicas y metabólicas, las cuales también afectan a otros órganos como el corazón, los riñones, la retina o la circulación de las piernas”, añade Recio. 

Control de la glucosa

Ambos especialistas insisten en que uno de los principales factores que provoca la falta de erección en hombres con diabetes es el control de la enfermedad, es decir, mantener unos correctos niveles de glucosa en sangre. “El riesgo de disfunción eréctil grave es mayor cuando hay mal control de la glucemia en sangre y mayor número de complicaciones crónicas establecidas como la vasculopatía y la neuropatía”, subraya Recio. 

En cuanto a cómo afecta la neuropatía a la disfunción sexual, el portavoz de la SED explica que “los estímulos sexuales provenientes del cerebro activan los centros nerviosos situados en la médula espinal, los cuales transmiten los impulsos a los nervios de los genitales, que son muy importantes para el mantenimiento de la erección”. De esta forma, y como ya apuntaba García, la diabetes mal controlada puede producir daños en el sistema nervioso que repercuten de manera negativa en la respuesta sexual.


Etiquetas:

disfunción erectil