General   Fundación para la Diabetes

Desarrollada una nueva insulina ultrarrápida

Compartir: 

Como explican en su trabajo publicado en Science Translational Medicine, estos científicos se centraron en la insulina monomérica, con una estructura molecular que, según la teoría, debería permitirle actuar más
rápido que otras formas de insulina.

El problema es que la insulina monomérica es demasiado inestable para su uso práctico. Pero ahí está la Física y los nuevos materiales, como reconoce el profesor Eric Appel, de la Universidad de Stanford y
coordinador de este estudio. “Las moléculas de insulina en sí están bien, -explica- por lo que queríamos
desarrollar un polvo mágico de hadas que, añadido a un vial, ayudara a solucionar el problema de estabilidad. Al centrarnos solo en los aditivos de rendimiento, que alguna vez se denominaron ingredientes inactivos,
podemos lograr grandes avances en la eficacia general del fármaco”.


Después de examinar y probar una gran biblioteca de polímeros aditivos, los investigadores encontraron uno que podría estabilizar la insulina monomérica durante más de 24 horas en condiciones de estrés. En comparación, la insulina comercial de acción rápida se mantiene estable durante seis a 10 horas en las mismas condiciones.


Posteriormente, los investigadores confirmaron la acción ultrarrápida de su formulación en cerdos a los que se les había inducido diabetes. El siguiente paso son los ensayos clínicos en humanos, en cuyo protocolo ya
trabajan. La formulación de insulina ultrarrápida puede permitir un manejo más rápido del azúcar en sangre en enfermos de diabetes. Vídeo: Eric Appel, profesor asistente de Ciencia e Ingeniería de Materiales, Universidad de Stanford; Joseph Mann, PhD candidato en Ciencia e Ingeniería de Materiales, Universidad de Stanford; Caitlin Maikawa, doctoranda en Bioingeniería, Universidad de Stanford.