General   Fundación para la Diabetes

3 claves para optimizar el control de la diabetes tipo 2: actuación precoz, tratamiento intensificado y controles periódicos

Compartir: 

“La clave para mejorar el control glucémico de personas con diabetes po 2 está en el diagnós co precoz y en no posponer la toma de decisiones, la frecuente realización de controles periódicos de hemoglobina glicosilada (HbA1c, por ejemplo, cada 3 meses) y la intensificación el tratamiento cuando no se consiguen los obje vos fijados inicialmente”, según el Dr. Manel Mata Cases, médico de Familia del Centro de Atención Primaria La Mina, Ins tut Català de la Salut, Sant Adrià de Besòs (Barcelona), que ha par cipado en una mesa redonda del XXXI Congreso Nacional de Diabetes. 

Siguiendo estas pautas, a juicio de este experto, se combate uno de los principales déficits que se advierten actualmente en el manejo de la diabetes, como es la inercia terapéu ca. “La gran asignatura pendiente, especialmente en Atención Primaria, es superar la inercia terapéu ca y el consiguiente mal control glucémico que conlleva durante periodos de empo prolongados”, indica el Dr. Mata Cases, quien subraya que “la existencia de inercia terapéu ca en la prác ca clínica supone el retraso en la
intensificación del tratamiento en pacientes mal controlados, lo que se traduce en una carga glucémica nega va y en la aparición de complicaciones crónicas”.

Beneficios de la intensificación terapéu ca precoz


Las evidencias clínicas más recientes, basadas en ensayos clínicos controlados y aleatorizados, confirman los beneficios que se derivan del control glucémico precoz en personas recientemente diagnos cadas de diabetes po 2 y de la puesta en marcha de estrategias de tratamiento intensificado. “Se trata de conseguir el mejor
control glucémico posible tras el diagnós co y valorar tanto los posibles beneficios a largo plazo, como los riesgos que comportan para los pacientes”, detalla el Dr. Mata Cases.

 


Etiquetas:

diabetes tipo 2