General   Fundación para la Diabetes

Dieta mediterránea y diabetes gestacional

Compartir: 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que dos de cada diez mujeres embarazas en el mundo desarrollan diabetes gestacional. El binomio dieta mediterránea y diabetes gestacional puede ser de gran ayuda para normalizar el nivel de glucemia.

Según el estudio ‘Terapia de nutrición médica para la diabetes mellitus gestacional basada en los principios de la Dieta Mediterránea’ ,publicado en la revista científica BMJ Open Diabetes Research & Care, las mujeres que sufrieron diabetes gestacional siguieron unas pautas saludables de alimentación con una ingesta de más de 40 miligramos de aceite de oliva virgen extra al día y frutos secos al menos tres veces a la semana, presentaron una reducción de eventos adversos hasta el nivel de las mujeres normoglucémicas.

DIABETES GESTACIONAL

La diabetes gestacional, es decir la hiperglucemia que se detecta durante el embarazo y que es inducida por este, se ha convertido en un importante asunto de Salud Pública, ya que afecta tanto a la madre como al bebé. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), dos de cada diez mujeres embarazas en el mundo desarrollan esta enfermedad y corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante la gestación y el parto.

El Estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional, publicado en 2017, ya demostró que una Dieta Mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra ayuda a reducir en un 30% el riesgo de diabetes gestacional y a mejorar la salud de los recién nacidos. Esa investigación sobre dieta mediterránea y diabetes gestacional ha sido la base del estudio Terapia de nutrición médica para la diabetes mellitus gestacional basada en los principios de la Dieta Mediterránea, publicado en 2018 en la revista científica BMJ Open Diabetes Research & Care.

El informe, liderado por el doctor Alfonso Calle Pascual, concluye que la Dieta Mediterránea suplementada con cuatro cucharadas de aceite de oliva ayudó a las mujeres con diabetes gestacional a lograr en la semana 38 de gestación niveles de glucemia similares a aquellas que no sufrieron dicha enfermedad.