General   Fundación para la Diabetes

Samantha Vallejo-Nágera: “Dejar a los niños meterse en la cocina frena la obesidad

Compartir: 

Apasionada del buen comer, Samantha Vallejo Nágera ha hecho de su afición por la cocina su profesión de la mano de su catering. Pero también le chifla el deporte y todo lo relacionado con la vida sana. Es una de las chefs más mediáticas del panorama nacional gracias a su participación en “MasterChef”. Consciente de ello, aprovecha el escaparate que le brinda la televisión para dar buen ejemplo de vida sana, tal y como demostró hace unos días en el coloquio «Charlemos de obesidad», impulsado por Novo Nordisk.

-A pesar de nuestra laureada dieta mediterránea, las cifras de obesidad en España no paran de crecer. ¿Qué estamos haciendo mal?
-La culpa es de las malas costumbres derivadas de los nuevos tiempos: sedentarismo, ordenador, niños pegados a una tablet y que no saben montar en bicicleta... Sin olvidar lo fácil que resulta coger una pizza de la nevera y comerla en cinco minutos... La gente no sabe ni dónde está la cocina de su casa y eso supone un drama.


-¿Es posible revertir esa situación?
-Estoy contenta porque creo que con MasterChef hacemos una gran labor de divulgación de nuestra fantástica gastronomía. Yo lucho todos los días por volver a nuestras raíces y creo que las nuevas generaciones intentan ser cada vez más sanas. Por suerte, esa idea ahora parece estar de moda. La educación resulta un pilar fundamental y creo que es necesario concienciar a la sociedad de la importancia de sentirse sano.

-Con la emisión de “MasterChef Junior” demuestran que es posible que los niños se metan en la cocina. ¿Constituye una buena herramienta frente a la obesidad infantil?
-Sin duda. Dejar a los niños meter las manos en la masa puede frenar la obesidad, porque les ayuda a conocer las materias primas, el producto de temporada, los tipos de cocción... Hay una nueva generación que ya ha nacido viendo este programa y creo que eso ha permitido que ahora los más pequeños de la casa sepan lo que es cocinar y les guste colarse en la cocina. Esos valores que transmitimos son sólo una parte de la labor de educación necesaria que debe continuar en casa y también en la escuela.


Leer noticia completa en la web donde ha sido publicada: https://www.larazon.es/salud/20200111/hfv2guyvrngezkaxb66gtxj6me.html

Etiquetas:

diabetes y obesidad