General   Fundación para la Diabetes

El cerebro de los niños con diabetes tipo 1 'trabaja' de manera diferente

Compartir: 

Los niños con diabetes tipo 1 muestran diferencias "sutiles pero importantes" en la función cerebral, en comparación con los que no tienen la enfermedad, según ha demostrado un estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos).

En las exploraciones por resonancia magnética funcional (IRMf) realizadas en este estudio, publicado en la revista 'Plos Medicine', los niños con diabetes mostraron un conjunto de patrones anormales de actividad cerebral que se han observado en muchos otros trastornos, incluyendo el declive cognitivo por envejecimiento, la conmoción cerebral, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y la esclerosis múltiple.

Estos patrones anormales de actividad cerebral fueron más pronunciados en niños que habían tenido diabetes por más tiempo. "Nuestros hallazgos sugieren que, en los niños con diabetes tipo 1, el cerebro no está siendo tan eficiente como podría. La conclusión es que, a pesar de la gran atención que prestan los endocrinólogos a este grupo de pacientes, los niños con diabetes siguen corriendo el riesgo de tener problemas de aprendizaje y de conducta que probablemente estén asociados con su enfermedad", explica la autora principal del trabajo, Lara Foland-Ross.

    
La diabetes tipo 1 ocurre cuando el páncreas no produce insulina, una hormona que ayuda a regular el azúcar en la sangre. Los pacientes reciben insulina por medio de inyecciones o una bomba de insulina. Pero incluso con tratamiento, sus niveles de glucosa en sangre, el principal azúcar en sangre, fluctúan mucho más que en
individuos sanos.