General   Fundación para la Diabetes

Un 80% de las personas con diabetes tienen hiperglucemia después de las comidas

Compartir: 

Se estima que hasta un 80 por ciento de las personas con diabetes presentan hiperglucemia postprandial, según ha alertado la jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Cruces (Bilbao), y apunta a la "falta de información", "dejadez" o la falta de indicación como las principales causas por las que muchos pacientes no miden su azúcar después de las comidas.

La glucemia postprandial es una parte importante de la glucemia total (HbA1c), ya que en general una persona permanece más del 60 por ciento del tiempo en periodo prandial. Así, "controlar los niveles de azúcar en sangre tras la ingesta de alimentos es clave para disminuir o prevenir la aparición de complicaciones y mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes tipo 1", ha afirmado al respecto el jefe del servicio de
Endocrinología del Hospital Vithas Xanit Internacional (Málaga), Diego Fernández.

En este sentido, ha manifestado que la extensión del uso de la monitorización continua de glucosa "ha evidenciado que la glucemia postprandial es una alteración frecuente y que existen dificultades para su control en muchos pacientes". Por tanto, "evitar hipoglucemias y el control de la glucemia postprandial siguen siendo dos de los grandes retos en el tratamiento de la diabetes tipo 1, con el objetivo final de mantener un buen control glucémico, sin hipoglucemias y con la menor variabilidad posible", ha añadido.


Así, los sistemas de infusión subcutánea de insulina o los sensores continuos de glucosa son algunas de las nuevas tecnologías que, como indica Fernández, "permiten, entre otras cosas, conseguir la adherencia al tratamiento u optimizarlo". El doctor Fernández, que ha abordado el caso concreto del uso de sistemas de infusión subcutánea de insulina en personas con diabetes tipo 1, ha señalado que "respecto al tratamiento convencional, las personas con diabetes que lo usan mejoran la incidencia de hipoglucemia, su control metabólico y, en definitiva, su calidad de vida". Ha añadido que "hay que valorar cada caso, pero es susceptible de usarlo quien no logre los objetivos de control glucémico en tratamiento intensivo con multidosis, si tiene hipoglucemias asintomáticas o graves de repetición, pre-embarazo y embarazo con mal control glucémico".