General   Fundación para la Diabetes

Una brecha norte-sur con respecto a la obesidad, y por ende en la diabetes tipo 2

Compartir: 

Expertos en endocrinología aseguran que en España existe una brecha norte-sur con respecto a los niveles de obesidad, que consideran que van íntimamente ligados a la aparición de la diabetes tipo dos.


Con motivo de las X Jornadas Diabetes Mellitus en Málaga, el director de la Unidad de Gestión clínica de Endocrinología y Nutrición del Hospital Virgen de la Victoria, en Málaga, Francisco Tinahones, ha asegurado a EFE que las comunidades con rentas medias más bajas del país son las que padecen los mayores índices de obesidad.


Ha remarcado que ello se debe al nivel socioeconómico de las familias; al precio de los "alimentos sanos", mayor que el de los procesados ("El riesgo de obesidad empieza en la cesta de la compra"); al tiempo disponible para hacer ejercicio, que es superior en las familias de clase media-alta, y al elevado precio de los fármacos contra la obesidad.

No se ingieren cantidades adecuadas de legumbres y frutos secos También ha destacado el abandono "a pasos agigantados" de la dieta mediterránea y explica que elaboran un estudio sobre consumo de este tipo de alimentación y los resultados revelan que solo se cumplen la mitad de sus preceptos.


Ha detallado que el consumo de carne y lácteos ha aumentado considerablemente y que no se ingieren cantidades adecuadas de legumbres y frutos secos además de que el principal aceite que utilizan las familias para cocinar ya no es el de oliva.


"Las comidas precocinadas son nuestro pan de cada día porque son baratas", ha opinado el experto, que ha explicado que se impone un tipo de dieta rica en grasas animales, productos lácteos y azúcares de rápida absorción. Unas características en el consumo que respaldan el hecho de que por primera vez en la historia, el número de personas obesas superen a las que pasan hambre.


Tihanones y el jefe de Endocrinología del Hospital Vithas Xanit Internacional, Diego Fernández, han incidido en que la diabetes tipo dos no suele presentar síntomas al inicio y que un tercio de los afectados desconoce que la padece.