General   Fundación para la Diabetes

La diabetes es una epidemia que se puede evitar

Compartir: 

Si hay algo que los expertos tienen claro sobre la diabetes tipo 2 es que se ha convertido en una epidemia en el mundo desarrollado. En España, esta enfermedad, de la que hoy se celebra el Día Mundial, la padecen unos seis millones de personas y cada año se diagnostican casi 400.000 nuevos casos. Se calcula que hay dos millones de ciudadanos que no son ni siquiera conscientes de que la sufren y otras simplemente no siguen las pautas correctas para controlarla. Y lo que es peor, la sociedad aún no es consciente de la gravedad y,
mucho menos, de cómo prevenirla. Porque si bien es una patología que no tiene cura, la buena noticia es que sí se puede evitar en más de la mitad de los casos y también se pueden mitigar o controlar sus efectos para llevar una vida normal. En España el estudio Di@betes.es demostró que el 13,8 por ciento de la población española de más de 18 años tiene diabetes y casi la mitad de ellos no lo sabe. Además, un 12 por ciento tienen prediabetes. En definitiva, según comenta la presidenta de la Sociedad Española de Diabetes (SED), la doctora Anna Novials, «un 25 por ciento de los españoles padece algún trastorno del metabolismo de la glucosa». El retraso en descubrirla implica que cuando se diagnostica, la mitad de las personas pueden presentar ya alguna complicación crónica.


«Sin generar miedo, hay que ser conscientes de que tenemos que motivar a los pacientes para que comprendan que un control inadecuado de la diabetes tipo 2 puede tener graves consecuencias para su salud, que incluyen trastornos cardiovasculares, ceguera y amputaciones», afirma Andoni Lorenzo, presidente
de la Federación Española de Diabetes.