General   Fundación para la Diabetes

La comunicación médico-paciente refuerza la adherencia terapéutica Primera guía para el abordaje multidisciplinar de pacientes con diabetes mellitus tipo 2

Compartir: 

La mayor parte de los pacientes diabéticos son conscientes de la necesidad de un buen control glucémico. Si se les explica las implicaciones y consecuencias de su enfermedad son conscientes de ellas y de la importancia de tener un buen control metabólico. Sin embargo, hay otra proporción de pacientes que no son conscientes a pesar de haber recibido la misma información.

La diabetes mellitus tipo 2 constituye uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, relacionada con el desarrollo de complicaciones graves, como los accidentes cerebrovasculares o ictus y la cardiopatía isquémica en todo su espectro, desde la angina hasta el infarto y la muerte súbita. La diabetes mal controlada puede afectar a nivel microvascular a otros órganos diana, como la retina y el riñón que pueden conducir a la ceguera y la insuficiencia renal.

Por este motivo, es muy importante informar al paciente diabético de las consecuencias de su enfermedad desde el diagnóstico. Además de un correcto tratamiento farmacológico, es clave la educación en el estilo de vida saludable, fomentar una dieta adecuada y la práctica de ejercicio físico de forma regular.

Tal y como sucede en cualquier otra enfermedad, un nivel cultural adecuado conlleva un mejor pronóstico de la enfermedad. Por el contrario, un nivel cultural bajo implica peor autocuidado, perores medidas higiénico-dietéticas, peor cumplimiento de los controles médicos, pero cumplimiento terapéutico, etc.


Etiquetas:

adherencia