General   Fundación para la Diabetes

Diabetes y el deporte de alta intensidad

Compartir: 
  • Deportes como Crossfit o Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad (HIIT) pueden resultar beneficiosos para los pacientes diabéticos.
  • Nuevos estudios clínicos revelan que el ejercicio físico de alta intensidad (HIIT) aumenta el metabolismo de la glucosa en los músculos, así como la sensibilidad a la insulina en los pacientes de Diabetes Tipo 2, consiguiendo un mejor control de su glucemia.
  • Las claves para evitar riesgos: controlar frecuentemente los niveles de glucemia, especialmente en pacientes insulinodependientes, y conocer de antemano la intensidad, la duración y el tipo de ejercicio que se va a realizar.

La Dra. Marta López Tomás, E-Health Medical Manager de Cigna España, nos deja las claves para practicar y disfrutar del deportes de alta intensidad ante una situación de diabetes. 

Un diagnóstico de diabetes implica un cambio importante en la vida de una persona. Para muchas de ellas supone un paso adelante en la adopción de hábitos de vida saludables, especialmente en lo que se refiere a actividad deportiva y dieta sana. Sin embargo, para otros pacientes que practican deporte de manera frecuente y a niveles de intensidad altos, este diagnóstico puede suponer una inquietud adicional, fruto del miedo a no poder controlar la patología. 

 

El ejercicio físico es fundamental en el control metabólico del paciente diabético, y aporta enormes beneficios a la hora de evitar el sobrepeso (presente en más de la mitad de la población diabética), reducir los niveles de hemoglobina glicosilada, los niveles lipídicos y los niveles de glucemia. 

Además, en el caso de seguir un tratamiento con insulina, aquellos pacientes que practican ejercicio y controlan su alimentación tienen una ventaja añadida, ya que pueden precisar menos dosis de insulina. 

Los deportes de alta intensidad, como Crossfit o Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad (HIIT) ofrecen beneficios para los pacientes diabéticos, ya que a largo plazo consiguen mejoras en la glucemia, hemoglobina glicosilada, triglicéridos y colesterol total. 

Aunque es importante tener en cuenta que, como efecto inmediato, tras practicar ejercicio de alta intensidad es posible que los niveles de glucosa aumenten. 

Además, existen algunos factores adicionales a tener en cuenta por aquellos pacientes diabéticos que los practiquen de forma habitual.