General   Fundación para la Diabetes

Entrevista Camino Inglés - Pilar Crespo

Compartir: 
Pilar Crespo Por: Pilar Crespo
Enfermera Educadora
Fecha:
 
  • Resume en una frase lo que ha supuesto para tí "Camina por la diabetes 2019"

Una experiencia profesional diferente a la habitual. Aquí soy yo la que aprende.

  • ¿Cuál es el valor de esta esperiencia profesionalmente?

Tener la oportunidad de conocer de cerca el día a día de los pacientes con diabetes, como viven las situaciones de hipoglucemia, hiperglucemia…, no se trata de lo que me cuentan en la consulta, sino que puedo verlo y aprender de ello.

  • ¿Cuál es el valor de esta experiencia personalmente?

Una lección de vida. Me ha sorprendido ver hasta qué punto se apoyan los pacientes entre sí ante situaciones adversas y lo fácilmente que empatizan.

  • ¿Cuál es el valor de esta experiencia sobre la diabetes?

Este tipo de experiencias sirven para concienciar a los pacientes sobre la necesidad de cuidarse para tener un buen control de la enfermedad.

  • ¿Cómo has vivido los 5 días con los peregrinos?

Con tranquilidad, sin prisas, sin expectativas, abierta a lo que sucediese.

  • Para tí, el CAMINO también ha supuesto un Reto, ¿Describe tú experiencia?

El reto de convivir durante 5 días con 100 personas, casi todas desconocidas.

  • Además de entrenamientos previos... ¿Te has preparado para el CAMINO de alguna manera diferente a cómo lo haría una persona con diabetes?

No, he seguido los entrenamientos propuestos por Fundación para la Diabetes.

En otras ocasiones que he hecho Camino de S. no me he preparado tanto físicamente, en esta ocasión me he encontrado más en forma que las otras veces.

  • ¿Qué lección has aprendido de las 100 personas con diabetes que han participado en el Reto?

He aprendido de algunas de ellas que, a veces, las personas del entorno las agobiamos sobreprotegiéndolas e insistimos en ayudar sin que nos lo pidan.

En 2 casos, ante situación de hipoglucemia, las personas se manifestaron agobiadas por ver tanta gente pendiente de ellas. Las 2 dijeron que temían las horas posteriores porque “todos” les iban a preguntar ¿cómo te encuentras?. Las 2 dijeron necesitar estar solas un rato. Tengo la impresión de que están acostumbradas a resolver ellos solos esas situaciones y “les molestamos”.

Es necesario estar ahí pero respetando su espacio y su silencio. 

  • ¿Recomendarias a las personas con diabetes la experiencia? ¿Por qué?

Sí. Porque podrían comprobar los beneficios del ejercicio físico para controlar mejor la enfermedad, y el hecho de hacerlo en grupo permite, además, hacer amigos, conocer gente de otros lugares, compartir experiencias, sentimientos, emociones …

  • ¿Crees que la diabetes es un Reto?

Sin duda. Tenerla como compañera inseparable y no elegida durante toda la vida es un gran reto.

  • Una última reflexión...

El Camino, para mí, supone también un tiempo y un espacio para la reflexión. En otras ocasiones lo he hecho con menos gente, y ha habido momentos en los que he sentido la necesidad de caminar sola. Cuando se hace con 100 personas se pierde esta posibilidad, ya que se propicia más el diálogo con los participantes. Me ha gustado mucho poder estar allí y hacer Camino de un modo diferente.

Además ha sido un lujo poder disfrutar de esos maravillosos paisajes y de la temperatura que tuvimos.

GRACIAS POR HABERME PERMITIDO ESTAR CON VOSOTROS.