Su privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el Sitio web, así como la elaboración de información estadística a través del análisis de sus hábitos de navegación. Al pulsar en Aceptar consiente expresamente el uso de todas las cookies. Si desea rechazarlas o adaptar su configuración, pulse en Configuración de cookies. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

  • Cookies necesarias Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
  • Cookies de estadística Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
  • Cookies de marketing Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes
General   Fundación para la Diabetes

Botiquín del peregrino con diabetes

Pilar Bodas del Prado Por: Pilar Bodas del Prado
Fundación para la Diabetes
Fecha:

Cuando emprendemos un reto como el del Camino de Santiago y nos planteamos preparar “la mochila” hay que tener previsto un botiquín, no solo por los posibles traspiés que podamos dar durante el camino, sino por tener también cubiertas todas nuestras necesidades en lo que a diabetes se refiere.

Es verdad que en cualquier pueblo o ciudad podemos encontrar una farmacia o un centro de salud donde puedan ayudarnos a conseguir cualquier artículo sanitario, pero es mejor no dejar nada al azar.

Durante el Reto tenemos la suerte de contar con un transporte para equipajes, por lo que no debe preocuparnos llevar demasiadas cosas para nuestro cuidado personal.

Cuando viajas con diabetes siempre es aconsejable llevar el doble de cada por si acaso, sea cual sea el tratamiento. En cada etapa llevaremos encima el material necesario para ese día y dejaremos en la mochila/maleta el resto. No nos olvidemos de nada:

Para los controles diarios:

- Glucómetro habitual + uno de repuesto (incluyendo pila o cargador USB según el caso)

- Tiras reactivas y lancetas (además una bolsita para tirar las que vayamos usando cada día por el camino)

- Toallitas húmedas o gel antiséptico para higiene de manos.

 

Tratamiento con multidosis de insulina:

- Plumas de insulina y agujas para inyectar

- Kit de Glucagón

- Bolsas de frío o neveras portátiles para mantener la insulina a la temperatura adecuada

 

Tratamiento con BICI:

- Fungibles por duplicado

- Pinchador para catéter

- Pila de repuesto para la bomba

- Insulina (viales o plumas)

- Plumas de insulina ultra-rápida y lenta por si hubiera algún fallo con la BICI y tuvieras que cambiar al tratamiento con multidosis. Conviene haber previsto esta situación con el médico y llevar anotada la pauta a seguir.

- Agujas para plumas

- Tiras para medir cetonuria o cetonemia

- Adhesivo extra para asegurar el catéter en caso de sudoración o exceso de humedad

- Kit de Glucagón

- Bolsas de frío o neveras portátiles para mantener la insulina a la temperatura adecuada

 

Diabetes tipo 2 con medicación:

- Medicación habitual por duplicado. También es recomendable llevar anotada la pauta alternativa propuesta por el médico en caso de cambios en los controles debido al ejercicio físico extra.

 

Para las hipoglucemias:

- Geles de glucosa de acción rápida y/o bebida azucarada

- Galletas, barritas energéticas o geles de acción retardada para mantener normoglucemia tras la hipo

 

Cuestiones aparte de la diabetes:

- Tiritas

- Aguja e hilo para ampollas

- Antiséptico tipo yodo o clorhexidina

- Analgésicos y antiinflamatorios orales

- Gel o crema antiinflamatoria tipo reflex o fisiocrem

- Repelente de mosquitos. Mejor en formato pulsera, los sprays y cremas se mezclan con el sudor y resulta poco agradable.

- Crema solar

- Alcohol de romero para relajar las piernas al final de cada etapa

 

Con todo esto tendríamos cubiertas nuestras necesidades y posibles incidencias típicas del Camino. Parece una mochila muy grande pero siempre es mejor que sobre material y volver a casa con casi todo sin utilizar que sufrir un incidente desafortunado y no disponer de los materiales necesarios.

Así caminaremos tranquilos y seguros y solamente nos ocuparemos de disfrutar de la experiencia.

¡Buen Camino!