Consulta al experto   Fundación para la Diabetes

Aspectos psicológicos

Compartir: 
 

Cómo puedo controlar y manejar la ansiedad de comer, sobre todo algunos alimentos

“Tengo un amigo con diabetes que decía que no le gustaba el chocolate hasta que le diagnosticaron de diabetes. Desde entonces le encanta”. Esta es una reacción habitual ya que LO PROHIBIDO, ATRAE. Y cuanto más prohibido se tenga más es el sentimiento de carencia que se tiene y por lo tanto mayor es la ansiedad por conseguirlo. Observa que siempre está en el pensamiento: "Me gustaría comer ese dulce", "Tengo que resistirme a comer ese dulce", "No soy capaz de controlar mi deseo de comer el dulce".... Lo que está presente en todas las frases es "comer ese dulce". Mi sugerencia es que no se vea como algo prohibido. A mi entender, los únicos prohibidos son aquellos a los que se tiene algún tipo de alergia. Mi sugerencia es cambar “Prohibido" por "Poco conveniente". Quizás el darse permiso para comer un día (o en determinadas circunstancias), cambiaría la forma de verlo. Es distinto pensar que nunca podrás comer algo, a que deberás restringirlo y aprender a hacerlo para que te perjudique lo menos posible. Para ello, sugiero hablar con el equipo terapéutico y establecer con qué condiciones se podría comer un día a la semana o una determinada cantidad de ese producto que tanto atrae. Cuanta más profunda se a la educación diabetológica de una persona, más competente será en el manejo de esas situaciones. Ese es el camino: aprende cómo y podrás flexibilizar tus conductas. Lo que sé es que el desaliento no te ayuda. ¡Animo!
 

Hace tres meses que me dijeron que tenía diabetes tipo 1. Desde entonces estoy continuamente pensando en ella y en lo difícil que es todo. Estoy muy desanimado y pienso que una vida así no es vida. ¿Pueden ayudarme?

Querido amigo. Para la mayoría de las personas el diagnóstico supone un desequilibrio en su estilo de vida. De la noche a la mañana se encuentra con el hecho de que tiene una enfermedad crónica, es decir para la que, a día de hoy no hay solución. Y, por si fuera poco, debe dar respuesta a unas exigencias de tratamiento bastante complicadas. Además el adiestramiento para ello ha sido más bien escaso. Ante este panorama, los esfuerzos y la dedicación de la persona deben ser notables, pasando a un segundo plano el resto de áreas de su vida (trabajo, familia, amigos, ocio…). Al menos, de momento, nada hay tan importante ni que requiera tanta atención. Si uno piensa: la diabetes es muy exigente y no sé si puedo con ella. Como es una enfermedad crónica, ¿tendré que estar así toda mi vida? Si te has sentido así, bienvenido al grupo. Al principio es natural encontrarse desbordado. Sin embargo, con la legitimidad que me da el haber pasado por el mismo trance, pero con la distancia que me proporciona el hecho de que fue hace mucho tiempo, quisiera decirte: De momento la diabetes no tiene cura así que, tendrás que convivir con ella durante muchos años. Sin embargo, con el paso del tiempo irás adquiriendo muchas más habilidades para controlarla y las acciones que te exige se volverán rutinarias. En esas circunstancias, lo más probable es que el agobio que ahora va de la mano de tu diabetes será infinitamente menor. Cuando te sientas desbordado piensa que, aunque seguirás teniendo diabetes, no te provocará esa angustia que ahora te causa. En todo caso, si han pasado más o menos seis meses desde el diagnóstico y sigues con la congoja actual quizás te convendrá pedir ayuda a un profesional de la salud mental que te ayude a salir del bache. Un fuerte abrazo.