Saber comer   Fundación para la Diabetes

Cardo y escarola con almejas y gambones en salsa

Compartir: 

Cardo y escarola con almejas y gambones en salsa

Ingredientes

400 g de cardo.
300 g de gambones.
200 g de almeja.
100 g de uvas.
1 diente de ajo.
1 decilitro de aceite de oliva.
10 gramos de harina de maíz.
Unas ramitas de perejil.
Sal.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Pelamos y limpiamos los tallos de los cardos. Cocemos en una cazuela con agua hirviendo y una pizca de sal durante 30 minutos.
Una vez cocidos los escurrimos y reservamos con un poco de aceite de oliva.
Por otro lado, picamos el ajo muy fino y lo sofreímos en el aceite templado sin dejar de moverlo y sin que llegue a dorarse. Una vez que el ajo empieza a cocinarse, añadimos a la sartén los 10 gramos de harina y sofreímos.
A continuación añadimos las cucharaditas de vino blanco y dos vasos de agua.
Cocinamos la salsa durante dos minutos y añadimos los tallos de los cardos cocidos y el perejil picado.
Damos un hervor durante dos minutos y reservamos.
En una sartén con un poco de aceite de oliva salteamos las almejas y según se abren, las sacamos y las pasamos a la cazuela con los cardos. En la misma sartén salteamos los gambones pelados y con un puntito de sal.
Cuando comiencen a cocinarse, agregamos a la cazuela los cardos y almejas. Servimos con unas hojas de escarola y para dar un toque fresco, unas uvas rojas troceadas.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 369 Grasas (g.) 27,4
Hidratos de carbono (g.) 8,7 Saturadas (g.) 3,7
Raciones Hidratos de carbono 1 Monoinsaturadas (g.) 18,8
Proteínas (g.) 21,8 Poliinsaturadas (g.) 2,9
Fibra (g.) 2,3 Colesterol (mg.) 167
Sodio (mg.) 282,2 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Pequeña degustación de cardo, una verdura típica de invierno y que tiene propiedades digestivas interesantes. Se compone principalmente de agua y tiene una pequeña cantidad de hidratos de carbono, lo cual se refleja en el contenido total de la receta. El ligero sabor amargo se lo debe a una sustancia llamada cinarina, que le confiere ciertas propiedades terapéuticas, especialmente para depurar el hígado. Es por ello que el cardo, al igual que otras verduras amargas como alcachofas, endibias, apio y escarola, debe estar presentes en los menús copiosos.

El marisco incrementa el contenido de colesterol de la receta, pero a pesar de ello, el tipo de grasas que contiene es muy interesante desde el punto de vista nutricional.

Categorías

Tipo de receta Entrantes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Sofrito
Con salsa
Picante
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Frío
Textura y consistencia Blanda
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia