Saber comer   Fundación para la Diabetes

Revuelto de espinacas, ajetes y gambas

Compartir: 

Revuelto de espinacas, ajetes y gambas

Ingredientes

400 gramos de gambas congeladas peladas.
200 gramos de espinacas congeladas.
1 manojo de ajos tiernos (pueden ser de bote o en conserva).
4 huevos.
1 rebanada de pan de molde.
Perejil picado.
4 cucharadas de aceite de oliva.
Sal.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Limpiamos y troceamos los ajetes y, en un cazo con un poco de agua hirviendo y sal, los blanqueamos durante dos minutos para que pierdan su dureza. Una vez blanqueados, los escurrimos y los sofreímos en una sartén con cuatro cucharadas de aceite de oliva.
Cuando estén dorados, añadimos las espinacas descongeladas y escurridas junto con las colas de gambas.
En un bol, batimos los huevos con un poco de perejil y sal.
Cuando las espinacas, ajetes y gambas estén rehogados, les quitamos parte del aceite y añadimos los huevos, revolviendo hasta que cuajen.
Quitamos la corteza de la rebanada del pan de molde y la cortamos en diagonal formando cuatro triángulos. Freímos estos panecillos en una sartén con aceite muy caliente y, una vez dorados, los introducimos en un plato con papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.
Servimos el revuelto anteriormente preparado en un plato caliente y lo decoramos con el pan de molde frito.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 203 Grasas (g.) 12,4
Hidratos de carbono (g.) 3 Saturadas (g.) 1,9
Raciones Hidratos de carbono 0,5 Monoinsaturadas (g.) 7,4
Proteínas (g.) 20 Poliinsaturadas (g.) 1,9
Fibra (g.) 1,5 Colesterol (mg.) 189
Sodio (mg.) 390,6 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

El huevo, fuente de proteínas de excelente calidad y rico en algunas vitaminas aunque también en grasas y colesterol, es el elemento protagonista de todos los revueltos. En este caso, el huevo está acompañado de verduras, ricas en vitaminas, minerales, fibra y con un bajo contenido graso; y de gambas, que aunque poseen un contenido en colesterol algo elevado, son alimentos que no se consumen frecuentemente y que además se emplean en cantidades pequeñas como acompañamiento de algunos platos. Se trata de una buena opción para tomar huevo de segundo plato sin recurrir al típico huevo frito o tortilla. Si bien, conviene limitar el consumo de huevo en caso de presentar niveles elevados de ácido úrico en sangre, así como en quienes lleven a cabo una dieta de control de sodio. La combinación de las espinacas y los ajetes con gambas, se obtiene un sabor suave y agradable, además de una textura muy peculiar.

Categorías

Tipo de receta Huevos
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Frito , Sofrito
Con salsa No
Picante No
Alimento Congelado
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia Semiblanda
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia
NO recomendada para
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diarrea
  • Hipercolesterolemia (Colesterol elevado)
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia (Triglicéridos elevados)
  • Intolerancia al gluten