Saber comer   Fundación para la Diabetes

Pizza de calabacín y berenjena con queso feta

Compartir: 

Pizza de calabacín y berenjena con queso feta

Ingredientes

Para la base:
100 g de harina.
15 g de levadura tipo royal.
6 cucharadas de agua.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 pizca de sal.

Para la pizza:
200 g de salsa de tomate.
1 calabacín pequeño.
1 berenjena.
1 diente de ajo.
100 g de queso feta.
100 g de queso mozzarella.
Una pizca de orégano, albahaca (al gusto).

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Mezclamos la levadura con la harina y la sal. Añadimos a esta mezcla poco a poco el aceite y el agua. Amasamos hasta obtener una pasta compacta que no se pegue en los dedos.
Dejamos media hora reposando en un sitio fresco.
Extendemos sobre la bandeja de hornear previamente untada de aceite, dejándola lo más fina posible y con forma redondeada.
Cocemos la base sola en el horno previamente calentado a 200 ºC durante 15 minutos.
Sacamos del horno y dejamos templar la base de pizza.
Añadimos a la base la sala de tomate y un diente de ajo picado muy pequeño. Sobre esta salsa colocamos el resto de los ingredientes de manera homogénea y decorativa.
Por último terminamos espolvoreando el queso mozzarella rallado por encima de toda la pizza (si se quiere se puede espolvorear antes del queso unas hierbas aromáticas como orégano y albahaca) Introducimos en el horno a 200 ºC hasta que se gratine la superficie de la pizza (unos 20 minutos).
Servimos caliente.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 328 Grasas (g.) 19,9
Hidratos de carbono (g.) 24,1 Saturadas (g.) 9,4
Raciones Hidratos de carbono 2,5 Monoinsaturadas (g.) 7
Proteínas (g.) 13,1 Poliinsaturadas (g.) 2,1
Fibra (g.) 3,9 Colesterol (mg.) 36
Sodio (mg.) 413,7 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Las pizzas son platos que se relacionan instantáneamente con la comida rápida y de baja calidad nutritiva. El valor nutritivo de estos platos depende de la selección de ingredientes. En este caso se trata de una pizza de verduras (calabacín, berenjena), por lo que el valor energético de esta pizza es menor que si llevara los típicos ingredientes grasos de las pizzas (bacon, carne picada, chorizo, etc.). Al valor nutricional de las verduras que integran la pizza se suman los nutrientes naturales de los quesos (calcio, fósforo, vitamina A y D, vitamina B2, proteínas). El resultado es un plato sencillo, rápido, muy sabroso, jugoso, muy nutritivo, y con un modesto aporte energético. Su valor energético se puede disminuir si se es cuidadoso con la cantidad de queso que se añade a la pizza. En este caso, la porción de pizza es más pequeña de lo normal, con lo cual la cantidad de hidratos de carbono también es mas reducida.

Categorías

Tipo de receta Pastas
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Horno
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia Semiblanda
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia