Saber comer   Fundación para la Diabetes

Piña Baby, rellena con frutas tropicales

Compartir: 

Piña Baby, rellena con frutas tropicales

Ingredientes

1 piña pequeña.
1 papaya pequeña.
1 mango pequeño.
1 kiwi.
45 g de azúcar.
1 cucharada de ron blanco.
Edulcorante al gusto.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Damos un corte en la parte superior de la piña y con un cuchillo vamos dando cortes en su interior hasta que saquemos la carne de la piña y la dejemos vacía. La piña vacía nos servirá de recipiente, por lo que podemos utilizar una piña mediana/pequeña. Pelamos y cortamos en dados las frutas, incluida al carne de la piña, la colocamos en una fuente y la dejamos en maceración con el ron y el azúcar. Disponemos las frutas en la piña o en platos individuales y las regamos con su jugo. Dejamos que se enfríen un poco en el frigorífico antes de consumir.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 141 Grasas (g.) 0,3
Hidratos de carbono (g.) 30 Saturadas (g.) 0,1
Raciones Hidratos de carbono 3 Monoinsaturadas (g.) 0,1
Proteínas (g.) 1,4 Poliinsaturadas (g.) 0
Fibra (g.) 5,4 Colesterol (mg.) 0
Sodio (mg.) 6,6 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Las frutas, cargadas de vitaminas y minerales, constituyen el postre por excelencia. Las macedonias pueden elaborarse combinando las frutas que más nos gustan, lo que permitirá llevar a la mesa sabrosas y exóticas variaciones. Aunque el consumo de mango y papaya no sea muy habitual por ser frutas de origen tropical, este postre puede ser una buena opción para finalizar una comida o cena especial. El mango es una fruta con un alto contenido en betacaroteno y vitamina C. Su consumo se aconseja a las personas que no toleran los cítricos, los pimientos u otros vegetales que son fuente de vitamina C. La papaya se considera un alimento con propiedades digestivas y está indicada en casos de digestiones pesadas, gastritis y acidez de estómago. Junto con la piña y el kiwi, que aportan una buena cantidad de vitamina C, este postre resulta excelente para prevenir los resfriados en el invierno. Si se quiere preparar este plato para los más pequeños de la casa, habrá que eliminar el ron, que se puede sustituir por zumo de otras frutas naturales.

Categorías

Tipo de receta Postres
Temporada Invierno
Técnica culinaria
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Frío
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia