Saber comer   Fundación para la Diabetes

Sopa de arroz

Compartir: 

Sopa de arroz

Ingredientes

200 gramos de arroz.
2 tomates maduros.
100 gramos de cebolla.
100 gramos de guisantes.
1 sobre de azafrán.
Medio litro de caldo de verduras.
1 cucharada de mantequilla.
Aceite de oliva (2 cucharadas).
Sal.
Pimienta.
Queso.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

En una cazuela, sofreímos la cebolla picada fina con dos cucharadas de aceite y 25 gramos de mantequilla.
En cuanto se dore, agregamos el tomate picado y el caldo.
Rectificamos de sal y pimienta y dejamos cocer 10 minutos.
Añadimos el arroz y dejamos cocer durante 15 minutos.
Esperamos diez minutos antes de retirar el arroz, agregamos los guisantes y al final, el azafrán. Fuera del fuego, condimentamos la sopa con 2 puñados de queso rallado.
Removemos y servimos muy caliente.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 288 Grasas (g.) 9,7
Hidratos de carbono (g.) 44,5 Saturadas (g.) 3,3
Raciones Hidratos de carbono 4,5 Monoinsaturadas (g.) 5
Proteínas (g.) 5,7 Poliinsaturadas (g.) 0,8
Fibra (g.) 3,3 Colesterol (mg.) 12,5
Sodio (mg.) 19,3 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Esta sopa representa una manera nutritiva y reconfortante de empezar una comida. Por los ingredientes que incluye resulta un plato básicamente rico en hidratos de carbono, a expensas del arroz y los guisantes. La mezcla de estos alimentos proporciona energía en abundancia, por lo que debe combinarse con un segundo plato ligero. Los hidratos de carbono del arroz se componen fundamentalmente de almidón, el cual en esta preparación puede producir rápidos incrementos de glucemia, por lo que se debe controlar especialmente la cantidad utilizada. El azafrán le da un toque de color y aroma que hace más apetitoso el plato. Los componentes vegetales del plato están representados por el tomate y la cebolla. Estos dos ingredientes no deben faltar en la cocina diaria, ya que además de aportar un sabor exquisito a los platos, sus componentes resultan muy beneficiosos para la salud, entre los que destacan el licopeno del tomate y las sustancias sulfuradas de la cebolla, ambos considerados como potentes antioxidantes. Las personas que deban moderar el consumo de grasa saturada en su dieta pueden sustituir la mantequilla por aceite de oliva y prescindir del queso.

Categorías

Tipo de receta Cremas y sopas
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Sofrito
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento Azafrán , Pimienta
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia