Saber comer   Fundación para la Diabetes

Crema de queso de Cabrales con anchoas

Compartir: 

Crema de queso de Cabrales con anchoas

Ingredientes

200 g de queso cabrales.
50 g de mantequilla.
2 dl de nata líquida.
18 lomos de anchoas.
12 rebanadas de pan (120g).
Medio vaso de leche.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Ponemos las anchoas en la leche para desalarlas.
Deshacemos la mantequilla, añadimos el queso trabajando con la espátula o cuchara de madera y agregamos la nata líquida trabajando los ingredientes hasta obtener una crema lisa y fluida.
Untamos la crema resultante sobre las rebanadas de pan ligeramente tostado y colocamos encima las anchoas desaladas.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 499 Grasas (g.) 39
Hidratos de carbono (g.) 17 Saturadas (g.) 22,8
Raciones Hidratos de carbono 1,5 Monoinsaturadas (g.) 11,4
Proteínas (g.) 19,9 Poliinsaturadas (g.) 2,3
Fibra (g.) 1 Colesterol (mg.) 122,9
Sodio (mg.) 1519,6 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Si a sus invitados les gustan los sabores fuertes y quiere ofrecerles algo más original que el tradicional paté, pruebe a prepararles esta deliciosa crema de sabores tan contrastados. Entre los ingredientes destaca particularmente el queso cabrales, que aporta un sabor intenso a la crema. El queso casi no aporta hidratos de carbono, pero si proteínas, y cuanto más curado es, más grasa contiene. La grasa que tiene el queso es de tipo saturada. Un alto consumo de esta grasa se ha relacionado con un riesgo elevado de padecer enfermedades cardiovasculares, ya que aumenta el colesterol sanguíneo. Entre las cualidades beneficiosas del queso hay que señalar su aporte de calcio, que es mayor que el de otro tipo de lácteos. Las personas con intolerancia a la lactosa pueden incluir queso en su dieta siempre que esté curado, porque tiene menos lactosa que la leche. La mantequilla y la nata contribuyen a enriquecer el contenido en grasa, que también es de tipo saturada. Las anchoas en conserva, aunque se han desalado en la leche, constituyen una fuente de sodio, a la cual deben prestar atención aquellas personas con hipertensión o que deban vigilar su consumo de sal.

Categorías

Tipo de receta Entrantes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria
Con salsa
Picante
Alimento Conserva
Condimento
Temperatura al servir Frío
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia
NO recomendada para
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al pescado
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hernia de hiato
  • Hipercolesterolemia (Colesterol elevado)
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia (Triglicéridos elevados)
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo (Flatulencia)
  • Obesidad
  • Úlcera péptica