Saber comer   Fundación para la Diabetes

Champiñones en salsa de vino

Compartir: 

Champiñones en salsa de vino

Ingredientes

800 g de champiñones.
100 g de cebolla.
1 diente de ajo.
Un trocito de guindilla picante.
1 cucharada y media de harina.
1 vaso de vino blanco.
Perejil picado.
Aceite.
Sal.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Picamos finamente la cebolla y el ajo y los rehogamos en una cazuela con aceite.
Añadimos los champiñones (limpios) enteros y los pochamos encima de la cebolla; a continuación agregamos la guindilla, la harina, damos unas vueltas al conjunto para que se deshaga la harina y vertemos el vino blanco.
Dejamos cocer a fuego lento durante 10 minutos o hasta que estén blandos los champiñones. Sazonamos y espolvoreamos con el perejil.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 238 Grasas (g.) 16,3
Hidratos de carbono (g.) 8,8 Saturadas (g.) 2,2
Raciones Hidratos de carbono 1 Monoinsaturadas (g.) 11
Proteínas (g.) 7,9 Poliinsaturadas (g.) 2,1
Fibra (g.) 4,3 Colesterol (mg.) 0
Sodio (mg.) 181,5 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Los champiñones son una guarnición perfecta para muchos platos, tanto de carne como de pescado, aunque pueden representar por sí solos un plato exquisito. Se pueden elaborar en recetas sencillas como ésta, o en otras más complejas como los champiñones rellenos. Aunque los champiñones envasados ahorran mucho tiempo en la cocina, su contenido en sodio es superior al de los champiñones frescos, por lo que siempre intentaremos consumirlos sin envasar. Por su bajo valor calórico y el escaso contenido en hidratos de carbono y grasas, pueden incluirse en todo tipo de dietas. El único inconveniente de su consumo es su alto contenido en purinas, por lo que las personas con hiperuricemia o gota deben tomarlos esporádicamente o en pequeñas cantidades. Entre los minerales que aportan destaca el potasio, necesario para que los músculos funcionen correctamente. Este mineral es importante si se toman diuréticos que eliminan potasio, y en caso de insuficiencia renal, se debe controlar su ingesta. La cebolla y el ajo enriquecen el plato en flavonoides y compuestos sulfurados, ambos con propiedades antioxidantes y anticarcinogénicas, por lo que se recomienda incluirlos en los guisos diariamente. La guindilla puede resultar poco adecuada si se tienen problemas como acidez de estómago, hernia de hiato o úlcera, ya que es un condimento irritante de la mucosa gástrica. El vino blanco da un sabor delicioso, y como el alcohol se elimina al cocinarlo, no hay problema en que los niños tomen los champiñones cocinados de esta manera.

Categorías

Tipo de receta Entrantes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Rehogado
Con salsa
Picante
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia