Saber comer   Fundación para la Diabetes

Acelgas salteadas con ajo, langostinos y jamón

Compartir: 

Acelgas salteadas con ajo, langostinos y jamón

Ingredientes

8 hojas de acelgas con sus pencas.
8 langostinos o gambones.
4 lonchas de jamón ibérico.
2 dientes de ajo.
1 dl de vinagre de Módena.
1 dl de salsa de soja.
1 dl de aceite de oliva.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Cocemos las acelgas en agua hirviendo, refrescamos una vez cocidas y separamos las hojas de las pencas.
Salteamos las hojas con aceite y ajo, cuando sacamos del fuego añadimos el jamón picadito. Reservamos.
Para la salsa, mezclamos la soja, el aceite y el vinagre.
Envolvemos los langostinos o los gambones pelados y crudos en las pencas de acelga y horneamos 2 minutos a 200 ºC.
Presentamos como base unos montoncitos de hoja de acelga y encima las pencas con langostinos, y salseamos con la vinagreta de soja.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 177 Grasas (g.) 12
Hidratos de carbono (g.) 2,4 Saturadas (g.) 1,9
Raciones Hidratos de carbono 0 Monoinsaturadas (g.) 8,2
Proteínas (g.) 14,3 Poliinsaturadas (g.) 1,1
Fibra (g.) 0,8 Colesterol (mg.) 69,2
Sodio (mg.) 1203,1 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Las acelgas, fáciles de preparar y muy saludables, son naturalmente ricas en ácido fólico y betacaroteno o provitamina A, sustancia de acción antioxidante. El ácido fólico contribuye a tratar o prevenir anemias y a reducir el riesgo cardiovascular y de espina bífida en el embarazo. Los antioxidantes contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso de ciertos tipos de cáncer.
Otro componente beneficioso de este alimento es la fibra, que acelera el tránsito intestinal, ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre y mejora el control de la glucemia (niveles de azúcar en sangre). Además se trata de un plato que apenas contiene hidratos de carbono.
El jamón y las gambas enriquecen la receta aportando proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales.
Atención al contenido en sodio que aporta la salsa de soja. Aquellas personas que deben controlar el contenido en sal de la alimentación pueden utilizar la versión baja en sal de la salsa de soja.
Este plato es adecuado para todas las edades. Lo ideal sería escoger un segundo con pequeñas porciones de carne o pescado poco grasos, acompañados de una buena guarnición hidrocarbonada como por ejemplo un arroz o pasta. Si a todo ello le añadimos un postre compuesto por fruta del tiempo, la comida resultaría perfectamente equilibrada.

Categorías

Tipo de receta Verduras
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Rehogado , Sofrito
Con salsa
Picante
Alimento Congelado
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia