Saber comer   Fundación para la Diabetes

Pez espada con tomate seco

Compartir: 

Pez espada con tomate seco

Ingredientes

4 rodajas de pez espada.
30 g de alcaparras.
50 g de aceitunas negras sin hueso.
500 g de tomates pelados.
1 dl de aceite de oliva.
Sal y pimienta.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Lavamos y secamos el pez espada.
Pochamos los ajos a fuego lento en una sartén y añadimos la mitad de los tomates; dejamos que se haga un puré y a continuación añadimos las alcaparras picaditas y las aceitunas también picadas.
El resto de tomate lo introducimos en el horno a 150 grados con un poco de aceite y de sal durante 30 minutos.
El pescado lo cocinamos a la plancha con un poco de aceite y un poco de sal, vuelta y vuelta porque si lo cocinamos mucho tiempo se seca.
Dejamos que hierva a fuego vivo 15 minutos y salpimentamos.
Cuando el tomate se espese, apartamos la sartén del fuego y servimos como acompañamiento del pez espada, junto con el tomate secado al horno.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 376 Grasas (g.) 26,8
Hidratos de carbono (g.) 5,1 Saturadas (g.) 4,1
Raciones Hidratos de carbono 0,5 Monoinsaturadas (g.) 17,4
Proteínas (g.) 28,5 Poliinsaturadas (g.) 2,6
Fibra (g.) 2 Colesterol (mg.) 60
Sodio (mg.) 788 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La carne del pez espada tiene muy buen sabor aunque es muy poco jugosa, por lo que en este caso el valor calórico y nutricional del plato viene muy determinado por la salsa.
El pescado aporta proteínas de calidad y a diferencia de las carnes ricas en grasas saturadas, el pez espada presenta ácidos grasos insaturados de la familia omega 3, que tienen una incidencia positiva en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. Esta característica tiene importancia, ya que este tipo de alimento constituye una alternativa válida al elevado consumo de proteínas de carnes ricas en grasa poco beneficiosa para la salud. Además tiene la propiedad de ser una carne blanda y fácil de masticar, ideal para todas aquellas personas que presentan dificultades en este sentido.
La salsa de tomate enriquece la receta, dando color, sabor y nutrientes (vitaminas del grupo B, vitamina C, que se destruye con el calor, fibra, potasio, magnesio y licopeno) que se suman a los del pescado y lo complementan.
Las grasas insaturadas del pez espada, junto a las del aceite de oliva, hacen que esta receta resulte cardiosaludable, no obstante conviene recordar que tanto las aceitunas como las alcaparras contienen altos niveles de sodio y no son convenientes para personas que sufran de hipertensión arterial y deban por tanto controlar el aporte de este mineral en su dieta.

Categorías

Tipo de receta Pescados y mariscos
Temporada Otoño , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Plancha , Rehogado
Con salsa
Picante
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia