Saber comer   Fundación para la Diabetes

Merluza al horno con patata panadera

Compartir: 

Merluza al horno con patata panadera

Ingredientes

1 y 1/2 kilogramos de merluza fresca.
500 gramos de patatas.
4 tomates maduros.
1 cebolla mediana.
2 dientes de ajo.
1 vaso de vino blanco.
1 manojo de perejil.
4 cucharadas de aceite de oliva virgen.
Sal gruesa.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Eliminamos las escamas y las aletas de la merluza. Limpiamos por dentro las tripas y le quitamos la cabeza.
Troceamos la merluza en cuatro trozos y salamos ligeramente con sal gorda.
Embadurnamos la bandeja del horno con aceite y disponemos las patatas peladas y cortadas en rodajas, de grosor medio, cubriendo la totalidad de la bandeja.
Por encima de las patatas disponemos la merluza cubierta con la cebolla, los tomates, el ajo (toda la verdura anterior troceada y picada previamente).
Echamos un poco de aceite sobre el conjunto.
Precalentamos el horno a 200 ºC durante diez minutos e introducimos la bandeja con el pescado y dejamos que se ase por 20 minutos.
Transcurrido ese tiempo, sacamos la bandeja del horno, le añadimos el vaso de vino blanco y el perejil picado.
Volvemos a introducir la bandeja al horno durante 10 minutos más y el plato ya está listo.
Servimos la merluza acompañada de las verduras asadas y las patatas a la panadera.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 433 Grasas (g.) 14,4
Hidratos de carbono (g.) 28,2 Saturadas (g.) 2,1
Raciones Hidratos de carbono 3 Monoinsaturadas (g.) 8,3
Proteínas (g.) 39,9 Poliinsaturadas (g.) 2,2
Fibra (g.) 4,5 Colesterol (mg.) 108,4
Sodio (mg.) 223,6 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La merluza es uno de los pescados blancos de mayor consumo y aceptación por el público en general, gracias a su suave sabor y a sus variadas formas de presentación (en rodajas, en filetes, en lomos, entera, rebozada y congelada...). Fresca o congelada, se presta a multitud de preparaciones culinarias y combina con numerosos alimentos y salsas. La preparación de este plato es sencilla y rápida, toda una ventaja para quienes quieren aprovecharse de las virtudes nutritivas y gastronómicas del pescado, pero no son habilidosos en la cocina o no disponen de mucho tiempo. Esta misma receta se puede realizar con distintos pescados. La merluza, como pescado blanco, es un alimento poco graso y de fácil digestión. Además, destaca su contenido de proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y de minerales como yodo, fósforo, potasio y magnesio. Las verduras potencian el sabor del plato y lo enriquecen aún más en minerales, vitaminas, fibra y sustancias antioxidantes como el licopeno (del tomate). Las patatas, añaden a la receta los hidratos de carbono. Es un plato adecuado para todas las edades y, en especial, para quienes tienen tasas de colesterol o triglicéridos elevados en sangre (por su aporte de grasas insaturadas, del aceite y del pescado), para las personas que siguen dietas para adelgazar (controlando la cantidad de patata y aceite) y en caso de hipertensión o tendencia a retener líquidos, se puede sustituir la sal por limón y especias o hierbas aromáticas en caso necesario.

Categorías

Tipo de receta Pescados y mariscos
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Horno
Con salsa No
Picante No
Alimento Congelado
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia