Saber comer   Fundación para la Diabetes

Arroz con cordero

Compartir: 

Arroz con cordero

Ingredientes

800 gramos de costilla de cordero.
1 diente de ajo.
300 gramos de arroz.
300 gramos de habas peladas.
300 gramos de guisantes pelados.
1 dl de aceite de oliva virgen.
Sal.
Pimienta blanca molida.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Cocemos en agua con sal los guisantes y las habas y reservamos.
Troceamos en pequeños trozos el costillar de cordero y rehogamos en una cazuela con el ajo picado y el aceite de oliva.
Cuando se dore la carne, agregamos el arroz y sofreímos de manera que el arroz se impregne de la grasa del cordero. Añadimos el doble de cantidad de caldo que de arroz aprovechando el agua donde hemos cocido los guisantes y las habas y dejamos cocer durante 20 minutos. Cinco minutos antes del final de la cocción del arroz agregamos los guisantes y las habas. Una vez cocido dejamos reposar cinco minutos antes de servir.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 691 Grasas (g.) 50
Hidratos de carbono (g.) 29,8 Saturadas (g.) 14,9
Raciones Hidratos de carbono 3 Monoinsaturadas (g.) 26,3
Proteínas (g.) 30,5 Poliinsaturadas (g.) 5,5
Fibra (g.) 8,1 Colesterol (mg.) 95,6
Sodio (mg.) 102,5 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La carne de cordero es una de las más grasas, lo que convierte a las recetas que incluyen este alimento en platos calóricos. Si el guiso se elabora con poco aceite, la combinación de cordero con arroz y legumbre es todo un acierto dietético y gastronómico, y se obtiene un plato menos graso y muy completo desde el punto de vista nutritivo. No obstante, conviene controlar especialmente la cantidad de arroz, a fin de que no se eleve demasiado el contenido de hidratos de carbono del plato. El arroz, junto con los guisantes y las habas, proporcionan hidratos de carbono complejos, proteínas vegetales y además, las legumbres (guisantes y habas), enriquecen el plato en minerales, vitaminas y fibra. No obstante, no deja de ser un plato energético, desaconsejado en caso de que se sigan dietas de adelgazamiento o de control de grasas, aunque, consumido ocasionalmente y en pequeña cantidad, no presenta mayor problema. A quienes padecen trastornos digestivos (hernia de hiato, dispepsia, gastritis y úlcera), la carne guisada no suelen sentar bien. En general, tendemos a abusar de la proteína animal, por lo que los guisos y estofados de este tipo, dando preferencia a las carnes menos grasas, combinadas con vegetales, son una opción saludable. Así, con un primer plato de ensalada variada y fruta de postre, obtenemos un equilibrado menú. Esta receta, es adecuada para cualquier persona sana.

Categorías

Tipo de receta Arroces
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Rehogado , Sofrito
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento Pimienta
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia
NO recomendada para
  • Ácido úrico y gota
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hernia de hiato
  • Hipercolesterolemia (Colesterol elevado)
  • Hipertrigliceridemia (Triglicéridos elevados)
  • Obesidad
  • Úlcera péptica