Saber comer   Fundación para la Diabetes

Garbanzos con acelgas

Compartir: 

Garbanzos con acelgas

Ingredientes

300 gramos de garbanzos.
750 gramos de acelgas.
750 gramos de tomates.
1 cabeza de ajo.
1 cucharada de pimentón dulce.
Miga de pan.
4 cucharadas de aceite de oliva virgen.
Sal.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

La noche anterior, ponemos a remojo los garbanzos en agua templada con una cucharadita de sal.
Al día siguiente los deslavamos bajo un chorro de agua antes de cocerlos.
Cocemos los garbanzos con las acelgas troceadas y limpias y un poco de sal en agua hirviendo.
Mientras se cuecen, preparamos un sofrito con los ajos y el tomate, al cual se le añade la miga de pan y el pimentón.
Trituramos este refrito con la batidora.
Una vez estén tiernos los garbanzos, retiramos parte del caldo de cocción.
Añadimos el sofrito a los garbanzos con las acelgas, rectificamos de sal y dejamos cocer unos 15 minutos más.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 468 Grasas (g.) 15,5
Hidratos de carbono (g.) 59,8 Saturadas (g.) 1,6
Raciones Hidratos de carbono 6 Monoinsaturadas (g.) 8,7
Proteínas (g.) 22,2 Poliinsaturadas (g.) 3,3
Fibra (g.) 16 Colesterol (mg.) 0
Sodio (mg.) 560,2 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Los garbanzos son legumbres y como tal, destacan por sus interesantes cualidades nutritivas. Este plato tiene la ventaja de ser muy económico a la par que nutritivo, ya que destaca por su bajo contenido graso, a expensas del aceite de oliva. Los hidratos de carbono complejos son los nutrientes más abundantes de los garbanzos y, sus proteínas vegetales, aumentan su valor nutritivo cuando se mezclan con cereales. Las acelgas, el segundo ingrediente, son fáciles de preparar y muy saludables, naturalmente ricas en ácido fólico y beta-caroteno o pro-vitamina A, sustancia de acción antioxidante. Hay personas a quienes un plato de legumbre les resulta flatulento, por lo que para mejorar su digestibilidad, lo ideal es añadir durante el cocinado hierbas digestivas o carminativas (que facilitan la expulsión de gasas), como hinojo, anís o laurel. Dada su composición, puede formar parte del menú de la dieta de cualquier persona, incluidas las que llevan dietas de adelgazamiento o de control de grasas y de las personas que tienen diabetes, respetando la ración de consumo especialmente de los garbanzos. Además, es un plato rico en fibra, por lo que es idóneo en caso de estreñimiento.

Categorías

Tipo de receta Legumbres y potajes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Sofrito
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento Pimentón dulce
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia