Saber comer   Fundación para la Diabetes

Crema de anchoas

Compartir: 

Crema de anchoas

Ingredientes

400 gramos de queso de untar.
50 gramos de filetes de anchoas en aceite.
Medio vaso de leche.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

En un vaso de batidora echamos el queso, la lata de anchoas con el aceite y el medio vaso de leche.
Lo trituramos todo y rectificamos de sabor (más sal o un poco de pimienta, según el gusto).
Una vez formada la crema la guardamos en la nevera para que esté fresca en el momento de utilización.
Esta crema resulta ideal para untar unos panes tostados con aceite de oliva y tomate fresco, unas hojas de cogollos frescos o unas hojas de endibia, lo cual dará un toque especial a las ensaladas.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 377 Grasas (g.) 33,7
Hidratos de carbono (g.) 5,5 Saturadas (g.) 19,9
Raciones Hidratos de carbono 0,5 Monoinsaturadas (g.) 10,3
Proteínas (g.) 12,8 Poliinsaturadas (g.) 1,5
Fibra (g.) 0 Colesterol (mg.) 17,8
Sodio (mg.) 1132,7 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

En España está muy arraigada la tradición del pincho o las tapas. Recetas caseras como esta, constituyen una opción muy apetecible, eso sí, para ocasiones especiales. Las anchoas pertenecen a la gran familia de los pescados azules, y como tales, destacan por su contenido en ácidos grasos omega-3. Contienen también proteínas de alto valor biológico, minerales como sodio, magnesio y hierro y vitaminas entre las que destacan las liposolubles A, D y E (la vitamina E proviene del aceite de cobertura, si se trata de aceite virgen). Esta sabrosa receta incluye además queso de untar y leche, alimentos que destacan por su aporte de proteínas, grasas saturadas, colesterol, vitaminas A y D y del grupo B, como la riboflavina o B2, y calcio. El principal inconveniente se centra en la gran cantidad de sodio que contienen las anchoas y también el queso, por lo que a las personas que por motivos de salud deben restringir su aporte, no les conviene y, en general, el resto de la población, deberá realizar un consumo moderado y ocasional, con el fin de no sobrepasar las recomendaciones de sodio y grasa que proponen los expertos en Nutrición. Tampoco se considera adecuada para personas que siguen regímenes de adelgazamiento, que padecen afecciones digestivas y que tienen riesgo cardiovascular (grasas saturadas de los lácteos). Por otro lado, las anchoas son además ricas en purinas, que en nuestro organismo se transforman en ácido úrico, por lo que esta receta tampoco es recomendable en caso de ácido úrico elevado y gota, más aún por su elevado contenido graso.

Categorías

Tipo de receta Tapas y aperitivos
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria
Con salsa No
Picante No
Alimento Conserva
Condimento
Temperatura al servir Frío
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia
NO recomendada para
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al pescado
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Diarrea
  • Gastritis
  • Hernia de hiato
  • Hipercolesterolemia (Colesterol elevado)
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia (Triglicéridos elevados)
  • Intolerancia a la lactosa
  • Obesidad
  • Úlcera péptica