Saber comer   Fundación para la Diabetes

Puerros gratinados

Compartir: 

Puerros gratinados

Ingredientes

8 puerros.
50 gramos de harina.
50 gramos de mantequilla.
3/4 de litro de leche.
Queso rallado (4 cucharadas soperas).
Sal.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Limpiamos los puerros, quitando todas las hojas verdes, es decir, la parte más dura.
En una cazuela ancha, ponemos a hervir abundante agua con sal. Echamos los puerros y los cocemos durante veinte minutos, dependiendo del grosor.
Los escurrimos, utilizando papel de cocina para que queden lo más secos posible y los colocamos en una fuente de horno.
Calentamos la mantequilla en un cazo, añadimos la harina y dejamos que se fría. Añadimos poco a poco la leche hasta formar una bechamel cremosa y la ponemos a punto de sal.
Cubrimos con bechamel los puerros, espolvoreamos por encima el queso rallado y gratinamos en el horno a 250 ºC hasta que se forme una capa dorada en la superficie.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 298 Grasas (g.) 22,9
Hidratos de carbono (g.) 9,1 Saturadas (g.) 4,4
Raciones Hidratos de carbono 1 Monoinsaturadas (g.) 13,2
Proteínas (g.) 13,9 Poliinsaturadas (g.) 2,9
Fibra (g.) 0,4 Colesterol (mg.) 401
Sodio (mg.) 133,4 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Los puerros son verduras de bajo valor calórico, naturalmente ricos en vitaminas del grupo B, como los folatos, la vitamina B6, además de vitamina C y minerales como el potasio y el magnesio principalmente. Así mismo, su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal, lo que es beneficioso en caso de estreñimiento, y junto con su bajo aporte de hidratos de carbono, dan lugar a un bajo efecto sobre la glucemia. La sencillez a la hora de elaborar este plato hace que éste no sea muy energético, si bien, la bechamel incrementa las calorías del plato, aunque se puede elaborar una salsa ligera utilizando leche descremada, de modo que la receta se adecúa a un menú de adelgazamiento. Cocinados de esta manera, los puerros son adecuados para todas las edades, y una forma sencilla de aumentar el consumo de lácteos, para aquellas personas a las que no les agrada tomar la leche bebida. Si se utiliza mantequilla que no sea salada y a la bechamel se le añade nuez moscada u otros condimentos y hierbas aromáticas que sustituyan a la sal, se reduce el contenido de sodio del plato, y resulta más adecuado para quienes tienen que controlar este mineral de la dieta por motivos de salud. La parte blanca del puerro es la más tierna y apreciada, aunque la verde es la que confiere más sabor al plato. Los puerros son unas verduras cuyo consumo puede provocar flatulencia, es decir, acumulo de gases intestinales.

Categorías

Tipo de receta Verduras
Temporada Invierno , Otoño , Primavera
Técnica culinaria Cocido o hervido , Gratinado
Con salsa
Picante
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia