Saber comer   Fundación para la Diabetes

Pollo asado al horno con verduras

Compartir: 

Pollo asado al horno con verduras

Ingredientes


1 pollo grande.
6 patatas medianas.
300 gramos de calabaza.
4 cebollas pequeñas.
1 calabacín.
250 gramos de espinacas.
4 cucharadas de aceite de oliva.
2 cucharaditas de zumo de limón.
Sal.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Calentamos el horno a 180º centígrados.
Pelamos las patatas, el calabacín y las cebollas y limpiamos las espinacas.
Cortamos las patatas por la mitad y el calabacín en cubos como para pisto.
Mezclamos el aceite de oliva con el zumo de limón y embadurnamos el pollo por dentro y por el exterior.
Disponemos el pollo en la bandeja del horno.
Colocamos las patatas, el calabacín, las espinacas y la cebolla en una bandeja más pequeña y untamos con el aceite.
Introducimos las dos bandejas en el horno y asamos durante 1 hora o hasta que el pollo esté asado.
Servimos el pollo con la guarnición de las verduras asadas.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 638 Grasas (g.) 18,1
Hidratos de carbono (g.) 69,4 Saturadas (g.) 3,9
Raciones Hidratos de carbono 7 Monoinsaturadas (g.) 10,6
Proteínas (g.) 49,5 Poliinsaturadas (g.) 2,1
Fibra (g.) 10 Colesterol (mg.) 135
Sodio (mg.) 221 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La combinación de carne y verduras es todo un acierto tanto desde el punto de vista gastronómico como del nutricional. El pollo es una de las carnes más saludables, ya que su contenido en grasa es bajo siempre y cuando este se consuma sin piel. Sus proteínas son muy fáciles de digerir, por lo que está especialmente recomendado para los niños, los ancianos y aquellas personas que tengan el estómago delicado. En esta receta el contenido de hidratos de carbono es muy elevado. El responsable son las patatas, ya que el resto de alimentos de la receta tienen un contenido muy bajo. Por lo tanto, se recomendará adecuar la cantidad de patatas según sea la pauta de cada persona. En las verduras encontramos sustancias antioxidantes que se han relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades debidas a la acción de los radicales libres, como las enfermedades degenerativas y las relacionadas con el proceso de envejecimiento. Estas sustancias son por ejemplo los compuestos sulfurados presentes en la cebolla y los betacarotenos de la calabaza y las espinacas. Las espinacas además son fuente de ácido fólico, una vitamina que resulta fundamental para el correcto desarrollo del tubo neural del feto, y cuyo déficit en la dieta de la mujer embarazada puede dar lugar a malformaciones como la espina bífida.

Categorías

Tipo de receta Aves
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Horno
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia