Saber comer   Fundación para la Diabetes

Tomates al horno con perejil y ajo picado

Compartir: 

Tomates al horno con perejil y ajo picado

Ingredientes


4 tomates.
2 dientes ajo.
2 cucharadas soperas de pan rallado.
4 cucharadas de aceite.
2 ramas perejil.
Sal y pimienta.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Cortamos los tomates por la mitad en sentido perpendicular. Presionamos para quitarles las semillas, salamos un poco y dejamos invertidos para que escurran.
Calentamos el aceite en una sartén, echamos los tomates con la cara del corte abajo y, cuando empiecen a cocinarse y la piel se levante por los bordes, damos la vuelta.
Mientras se fríen, pelamos y picamos en brunoise (picadito muy pequeño) los ajos y una vez picado mezclamos junto con el pan rallado.
Cuando los tomates empiecen a caramelizarse, sacamos de la sartén y los ponemos en una fuente de horno.
En la misma sartén de los tomates añadimos el pan y el ajo y doramos esta mezcla.
Una vez tostada la mezcla, espolvoreamos sobre los tomates.
Introducimos en el horno ya caliente a 180 º C durante diez minutos, teniendo cuidado de que no se resequen.
Se suele consumir como guarnición aunque como plato principal puede ir acompañado de un poco de queso mozzarella horneado ligeramente junto con los tomates.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 157 Grasas (g.) 10,8
Hidratos de carbono (g.) 12,1 Saturadas (g.) 1,4
Raciones Hidratos de carbono 1 Monoinsaturadas (g.) 7,4
Proteínas (g.) 2,6 Poliinsaturadas (g.) 1,3
Fibra (g.) 1,6 Colesterol (mg.) 0
Sodio (mg.) 95,5 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

El tomate, bien sea en ensalada o en salsa, es una de las guarniciones más saludables que además combina a la perfección con cualquier alimento. Esta receta nos enseña otra apetitosa forma de preparar los tomates, que se puede tomar como acompañamiento o como plato principal si se añade por ejemplo queso o atún, que aportan proteínas y completan el valor nutricional de la verdura. El tomate tiene un valor calórico bajo, al estar compuesto principalmente de agua y una pequeña cantidad de hidratos de carbono. De su composición nutricional destaca el contenido en vitamina C, potasio y licopeno, un colorante natural que en los últimos años ha adquirido una gran importancia por su acción antioxidante. Su consumo parece reducir el riesgo de padecer ciertas enfermedades, como el cáncer de próstata. Las personas que padezcan dolencias estomacales deben tener en cuenta que el tomate es de carácter ácido y puede ocasionarles molestias. Por su contenido en fibra es adecuado para prevenir y tratar el estreñimiento. El aceite de oliva no sólo proporciona un sabor delicioso a esta receta sino que también la enriquece en grasa monoinsaturada, que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Conviene no sobrepasar la cantidad empleada de aceite para evitar que el valor calórico del plato sea excesivo.

Categorías

Tipo de receta Guarniciones y salsas
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Frito , Horno
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento Pimienta
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia