Saber comer   Fundación para la Diabetes

Judías blancas con gratinado de guisantes y huevo

Compartir: 

Judías blancas con gratinado de guisantes y huevo

Ingredientes

300 gramos de judías blancas (peso en seco).
100 gramos de cebolletas frescas.
Tres zanahorias.
2 dientes de ajo.
4 cucharadas soperas de aceite de oliva.
150 gramos de guisantes cocidos.
2 yemas de huevo.
Sal y pimienta.


 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Las judías las ponemos en remojo en agua fría unas tres horas antes de cocerlas.
Pelamos las zanahorias, las cebolletas y el ajo. Cortamos las cebolletas y las zanahorias en dados.
En una cazuela ponemos el aceite a calentar y rehogamos en él los dados de zanahorias, cebolletas y el ajo picado.
Agregamos las judías escurridas del agua del remojo y rehogamos todo ello durante cinco minutos a fuego suave.
Cubrimos con agua y cocinamos durante 2 horas a fuego suave y añadimos agua fría si se nos quedan secas.
Una vez cocinadas las colocamos en fuente de horno.
Para el gratinado batimos las yemas de huevo y mezclamos con los guisantes cocidos.
Salseamos por encima de las alubias con esta mezcla e introducimos en el horno con el gratinador a 200º hasta que se dore la parte superior del preparado.
Servimos al instante sacando al centro de mesa la fuente con las alubias gratinadas.


Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 376 Grasas (g.) 15,2
Hidratos de carbono (g.) 38,2 Saturadas (g.) 2,7
Raciones Hidratos de carbono 4 Monoinsaturadas (g.) 8,9
Proteínas (g.) 21,6 Poliinsaturadas (g.) 2,1
Fibra (g.) 19,1 Colesterol (mg.) 132
Sodio (mg.) 44,4 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Para favorecer el consumo de legumbres entre la población juvenil, que suele rechazar estos alimentos, es conveniente ofrecérselos en platos sugerentes y tan sabrosos como estas alubias. Las legumbres son una fuente de nutrientes de interesantes propiedades para la salud. Proporcionan hidratos de carbono complejos que aportan energía y una cantidad mínima de grasa. Si se cocinan con vegetales o cereales como el arroz, se obtienen platos saludables y de un valor energético moderado, mucho más aconsejables que si se elaboran con carnes grasas y embutidos. Aportan también proteínas vegetales, fibra para tratar el estreñimiento y una multitud de vitaminas (ácido fólico) y minerales (calcio, potasio, fósforo y magnesio). Pueden resultar flatulentas, por lo que conviene cocinarlas con hierbas digestivas para evitar la formación de gases. Los guisantes aportan vitaminas del grupo B e hidratos de carbono, estos últimos en mayor cantidad si se trata de guisantes secos. La cebolla y las zanahorias son fuente de sustancias antioxidantes que ejercen un papel protector frente a la acción de los radicales libres, implicados en el desarrollo de las enfermedades degenerativas y ciertos tipos de cáncer. La yema de huevo completa el valor nutricional del plato gracias a sus proteínas, y a pesar de ser un alimento rico en colesterol, su presencia en la dieta no influye de forma importante en el nivel de colesterol sanguíneo, por lo que no se aconseja eliminarlo totalmente por esta razón.

Categorías

Tipo de receta Legumbres y potajes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Gratinado , Olla a presión
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento Pimienta
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia