Saber comer   Fundación para la Diabetes

Escalibada con judías verdes

Compartir: 

Escalibada con judías verdes

Ingredientes

200 gramos de cebolla.
1 Berenjena mediana.
1 Pimiento rojo morrón.
100 gramos de judías verdes.
Sal.
Aceite de Oliva Virgen Extra.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Asamos al horno la cebolla entera sin pelar junto con el pimiento y la berenjena a 200º C durante 40 minutos.
Dejamos enfriar las hortalizas, las pelamos y las cortamos como si fueran gajos.
Pelamos y cortamos en tiras gruesas la cebolla, la berenjena y el pimiento.
Cocemos las vainas en una cazuela con agua hirviendo con sal.
A la hora de emplatar, podemos mezclarlo todo o las podemos presentar agrupadas por tipos en una fuente de servicio o bandeja en tiras.
Después las salamos y la rociamos con un buen chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 267 Grasas (g.) 25,4
Hidratos de carbono (g.) 7,9 Saturadas (g.) 3,3
Raciones Hidratos de carbono 1 Monoinsaturadas (g.) 18,3
Proteínas (g.) 1,8 Poliinsaturadas (g.) 2,4
Fibra (g.) 6,6 Colesterol (mg.) 0
Sodio (mg.) 9,3 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Un colorido y saludable plato típico de la gastronomía mediterránea que nos brinda una gran cantidad de sustancias beneficiosas con las que proteger nuestra salud. Las verduras son alimentos de alto contenido en agua, lo que hace que su valor energético sea escaso y por ello muy indicadas para tomar en las dietas de adelgazamiento. El excelente aporte de fibra contribuye a regular el tránsito intestinal, a disminuir el nivel de colesterol de la sangre y a prevenir enfermedades como la diabetes y algún tipo de cáncer. Las verduras que integran esta receta son una magnífica fuente de compuestos antioxidantes, que ejercen un efecto protector frente a enfermedades como las degenerativas y las tumorales en las que están implicadas los radicales libres. Entre estas sustancias encontramos los compuestos de azufre de las cebollas, que les otorgan el olor característico, y la vitamina C y los betacarotenos del pimiento. Las judías verdes enriquecen el plato en ácido fólico, una vitamina que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y que tiene un papel destacado en la dieta de la mujer embarazada, ya que su déficit puede ocasionar malformaciones en el feto como la espina bífida. Nada mejor para hacer más saludable este plato que rociar las verduras con un buen aceite de oliva, rico en grasa monoinsaturada que ayuda a regular los niveles de colesterol. Si se padece hipertensión se puede sustituir la sal por hierbas aromáticas como la albahaca o el orégano, que combinan a la perfección con los platos de verduras.
El contenido en hidratos de carbono es muy bajo, por lo que puede ser utilizado como acompañamiento de segundos platos sin preocuparse por su efecto sobre la glucemia.

Categorías

Tipo de receta Verduras
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Horno
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia