Saber comer   Fundación para la Diabetes

Pizza de puerros, cebolla y bacalao

Compartir: 

Pizza de puerros, cebolla y bacalao

Ingredientes

300 gramos de harina.
40 gramos de levadura de cerveza.
2 cucharadas de aceite.
Un poco de agua tibia.
200 gramos de salsa de tomates.
100 gramos de queso mozzarella.
300 gramos de bacalao desalado.
50 gramos de puerro.
50 gramos de cebolla.
1 cucharadita de orégano picado.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Colocamos en un recipiente la harina con la sal.
Agregamos la levadura deshecha con agua tibia, el aceite y unimos todo agregando agua tibia para unir todos los ingredientes.
Formamos una masa compacta pero blanda.
Hacemos una bola, tapamos con un trapo húmedo y dejamos reposar en un lugar templado hasta que doble su volumen.
Ponemos en una bandeja redonda para elaborar pizzas ligeramente aceitada.
Extendemos con las manos aceitadas y dejamos que fermente ligeramente en lugar templado.
Calentamos el horno a 200ºC.
Colocamos sobre la pizza la salsa de tomates, la cebolla picada junto con el puerro y el bacalao desalado cortado en trocitos y el queso mozzarella, espolvoreando con el orégano.
Introducimos en el horno caliente para que se funda y gratine el queso y se cocine la masa de pizza.
Servimos caliente.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 426 Grasas (g.) 14,7
Hidratos de carbono (g.) 58,3 Saturadas (g.) 5
Raciones Hidratos de carbono 6 Monoinsaturadas (g.) 6
Proteínas (g.) 14,9 Poliinsaturadas (g.) 2,3
Fibra (g.) 4,9 Colesterol (mg.) 4
Sodio (mg.) 397,7 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La pizza puede formar parte de una dieta equilibrada si se elabora con ingredientes saludables y no se consume de manera excesiva. Por la gran variedad de alimentos que se emplean en su preparación se obtiene un plato nutricionalmente completo, que acompañado de una ensalada y una pieza de fruta forman un apetitoso y sano menú. La masa proporciona hidratos de carbono procedentes de la harina y gracias a la levadura de cerveza constituye una buena fuente de vitaminas del grupo B. El queso es un ingrediente indiscutible en este plato, y su presencia contribuye a mantener la salud de los huesos por su excelente contenido en calcio. No obstante se trata de un alimento rico en grasa saturada, que debe evitarse en caso de hipercolesterolemia. Las proteínas están representadas por el queso y el bacalao, que a pesar de estar desalado es una importante fuente de sodio y por lo tanto no recomendado para las personas que padecen hipertensión. El toque vegetal lo da la salsa de tomate, que junto con la cebolla y el puerro enriquecen la pizza con sustancias vegetales de capacidad antioxidante, que ayudan a prevenir las enfermedades degenerativas y tumorales al frenar la acción de los radicales libres. El aroma del orégano recuerda que la pizza es un plato típico de la cocina mediterránea, caracterizada por el empleo de hierbas aromáticas que engrandecen el sabor de los alimentos.

Categorías

Tipo de receta Entrantes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Horno
Con salsa No
Picante No
Alimento Congelado
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 1 a 3 años , de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia