Saber comer   Fundación para la Diabetes

Ensalada tibia de espinacas y setas

Compartir: 

Ensalada tibia de espinacas y setas

Ingredientes


Un kilo de espinacas frescas.
200 gramos de setas.
Unas hojas de lechugas variadas (escarola, endibias, lechuga hoja de roble).
2 cucharadas de vinagre balsámico.
1 ó 2 cucharadas de salsa pura de soja.
Aceite de oliva.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Lavamos las lechugas y después de trocearlas con las manos secamos y reservamos.
Lavamos las espinacas con agua hasta eliminar la tierra que puedan tener y cortamos en juliana.
Limpiamos las setas y troceamos en tiras.
En una sartén grande con poco aceite al fuego fuerte salteamos las espinacas a fuego fuerte removiendo hasta que se reduzcan y colocamos sobre las lechugas reservadas.
A continuación añadimos las setas a la sartén hasta que estén cocinadas.
Colocamos sobre las espinacas las setas salteadas.
En la sartén donde hemos salteado las espinacas y las setas calentamos un poco más de aceite, sacamos del fuego, añadimos el vinagre balsámico y rápidamente vertemos sobre la ensalada para aliñarla.
Podemos acompañar esta ensalada con nueces peladas o unos granos de granada pelada o gajos de naranjas.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 197 Grasas (g.) 16,6
Hidratos de carbono (g.) 2,2 Saturadas (g.) 2,3
Raciones Hidratos de carbono 0 Monoinsaturadas (g.) 11
Proteínas (g.) 9,4 Poliinsaturadas (g.) 2,2
Fibra (g.) 7,4 Colesterol (mg.) 0
Sodio (mg.) 625,6 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La gran variedad de verduras y hortalizas que se incluyen en esta receta asegura un contenido muy interesante de sustancias de reconocido beneficio para la salud, que hacen que la presencia diaria de estos alimentos en la dieta sea indiscutible. Por una parte hay que destacar el excelente aporte de fibra de la ensalada, necesaria para regular el tránsito intestinal y que además contribuye a disminuir la absorción de colesterol y al buen control de la diabetes. Las espinacas son una de las verduras más ricas en ácido fólico, una vitamina imprescindible en el embarazo para evitar malformaciones en el feto como la espina bífida. Esta verdura es fuente también de betacarotenos o provitamina A, que ejercen una acción antioxidante frente a los radicales libres, implicados en el desarrollo de las enfermedades degenerativas y algún tipo de cáncer. El potasio es el mineral más destacado de las espinacas, por lo que deben tomarse con moderación en caso de padecer insuficiencia renal. Tanto las espinacas como las setas están desaconsejadas para las personas que tienen hiperuricemia o gota, ya que muestran un contenido en purinas elevado. La salsa de soja da un toque especial a esta original ensalada y la grasa monoinsaturada que proporciona el aceite de oliva la hace todavía más saludable, ya que ayuda a reducir el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Su contenido en sal es elevado, por lo que se debe controlar en aquellas personas que deben restringir el sodio en su alimentación.

Categorías

Tipo de receta Ensaladas
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Rehogado
Con salsa No
Picante No
Alimento Fresco
Condimento
Temperatura al servir Templado
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia