Saber comer   Fundación para la Diabetes

Garbanzos con tomate

Compartir: 

Garbanzos con tomate

Ingredientes

250 gramos de garbanzos en crudo.
1 zanahoria.
80 gramos de chorizo.
2 puerros.
100 gramos de jamón curado.
Sal.
Aceite.

Para la salsa de tomate:

5 tomates.
1 cebolla.
2 dientes de ajo.
2 cucharadas de azúcar.
Aceite.
Sal.


 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Ponemos los garbanzos a remojo de víspera en agua templada con sal.
Al día siguiente deslavamos los garbanzos bajo el chorro de agua fría.
Cocemos los garbanzos en una olla a presión con agua hirviendo, sal, dos puerros y una zanahoria.
Toda la verdura deberá ir pelada y cortada en trozos.
En una cacerola, rehogamos en aceite la cebolla y el ajo y añadimos el tomate troceado, una pizca de azúcar y sal y dejamos cocer 20 minutos.
Trituramos y pasamos por un colador la salsa de tomate y reservamos.
Salteamos el chorizo y el jamón cortado en rodajitas finas.
Añadimos a este sofrito los garbanzos, rehogamos y añadimos la salsa de tomate.
Dejamos reposar para que se mezclen los sabores y servimos.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 603 Grasas (g.) 37,2
Hidratos de carbono (g.) 42,2 Saturadas (g.) 6,6
Raciones Hidratos de carbono 4 Monoinsaturadas (g.) 23,2
Proteínas (g.) 24,7 Poliinsaturadas (g.) 5
Fibra (g.) 11,4 Colesterol (mg.) 30,3
Sodio (mg.) 1013,4 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Los garbanzos nos ofrecen en este plato todas las cualidades de las legumbres y al estar acompañados de verduras y alimentos proteicos se obtiene una receta de gran valor nutricional. Por parte de los garbanzos destaca su contenido en hidratos de carbono complejos y las proteínas vegetales. Aportan gran cantidad de minerales como calcio, magnesio, potasio, fósforo y hierro. El hierro presente en los alimentos vegetales es de menor disponibilidad que el de los alimentos de origen animal, pero la presencia de vitamina C de las verduras contribuye a aumentar su absorción. De las vitaminas la más importante es el ácido fólico, imprescindible para evitar la espina bífida en el feto, una malformación del tubo neural. Los betacarotenos de las zanahorias y las sustancias sulfuradas de los puerros tienen capacidad antioxidante que ayuda a prevenir ciertas enfermedades, entre ellas las degenerativas, las cardiovasculares y algún tipo de cáncer. En este plato se incluyen alimentos ricos en sodio, como el chorizo y el jamón, que deben tomarse con moderación en caso de hipertensión. El chorizo además aumenta el contenido en grasa saturada, por lo que su consumo no está aconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia y al ser rico en purinas debe evitarse cuando el nivel de ácido úrico es elevado. La acidez del tomate puede causar molestias si se padecen dolencias estomacales, por lo que se valorará la situación personal en estos casos antes de tomar este plato.

Categorías

Tipo de receta Legumbres y potajes
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Olla a presión , Rehogado
Con salsa No
Picante No
Alimento Conserva
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia
NO recomendada para
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diarrea
  • Gastritis
  • Hernia de hiato
  • Hipercolesterolemia (Colesterol elevado)
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia (Triglicéridos elevados)
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten
  • Meteorismo (Flatulencia)
  • Úlcera péptica