Saber comer   Fundación para la Diabetes

Conejo al tomillo

Compartir: 

Conejo al tomillo

Ingredientes

Un conejo limpio y troceado.
Una cebolla.
Dos dientes de ajos.
Un buen puñado de tomillo.
Un vaso pequeño de vino blanco.
Harina.
Pimentón.
Sal y pimienta.
Aceite de oliva.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Pasamos por harina los trozos de conejo previamente salpimentados y sofreímos en una sartén con aceite. Ponemos en una cacerola el conejo y espolvoreamos con el tomillo.
Picamos finamente la cebolla. Machacamos los dientes de ajo y añadimos en la sartén donde se ha frito el conejo y antes de que se doren, añadimos la cebolla. Cuando empiece a coger color amarillento sacamos del fuego y agregamos un poquito de pimentón, el vino blanco, y volvemos a poner en el fuego hasta que rompa a hervir. Mientras tanto, limpiamos el mortero con una cucharada de vinagre y agua y añadimos sobre el conejo. Incorporamos el sofrito de la sartén y añadimos un poco de agua hasta cubrir si hiciese falta. Dejamos hervir a fuego medio-alto cuidando de que no se agarre el fondo de la cacerola pues la salsa queda espesita.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 377 Grasas (g.) 24,2
Hidratos de carbono (g.) 7,6 Saturadas (g.) 5,7
Raciones Hidratos de carbono 1 Monoinsaturadas (g.) 13,6
Proteínas (g.) 28,5 Poliinsaturadas (g.) 3,6
Fibra (g.) 1,1 Colesterol (mg.) 72,4
Sodio (mg.) 90,9 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Por su escaso contenido en grasa el conejo es una de las carnes más saludables, por lo que se recomienda su consumo junto con el pollo y el pavo frente a otras carnes grasas. De su composición nutricional destaca el aporte de proteínas, aunque se encuentran en menor cantidad que en otros tipos de carnes. Las vitaminas del grupo B y minerales como el hierro y el zinc también son nutrientes distinguidos. La carne de conejo es bastante fibrosa y puede causar molestias cuando se padece alguna dolencia de estómago. El tomillo es una de las hierbas más acertadas para los platos de carne a los cuales aporta un aroma que recuerda al campo. La cebolla y los ajos, además de ser indispensables en cualquier guiso, proporcionan compuestos de azufre de acción antioxidante que disminuyen el riesgo de padecer ciertas enfermedades causadas por los radicales libres. La carne se vuelve más tierna al someterla a una cocción lenta en una salsa, lo que nos asegura un plato realmente suculento.

Categorías

Tipo de receta Carnes y caza
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Guiso , Sofrito
Con salsa
Picante
Alimento Fresco
Condimento Pimentón dulce , Pimienta
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia