Saber comer   Fundación para la Diabetes

Sopa de maíz con gambas

Compartir: 

Sopa de maíz con gambas

Ingredientes

250 gramos de maíz cocido.
1 litro de leche.
1 cebolla.
1 rodaja de pan.
16 gambas peladas.
Perejil.
Sal.
Pimienta blanca.
1 cucharada de aceite de oliva.

 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

En una cazuela con agua fría justo para cubrir el maíz, introducimos el maíz y ponemos al fuego.
Cuando comience a hervir dejamos que cueza durante 2 minutos y dejamos que se temple en el propio agua.
Escurrimos el maíz del agua de cocción y colocamos en una cazuela junto con la leche y la cebolla. Con la batidora, trituramos hasta que se haya formado un líquido suave.
Ponemos la sopa en la cazuela al fuego y llevamos a ebullición a fuego medio durante 5 minutos, sazonamos al gusto y espolvoreamos un poco de perejil picado.
Servimos acompañando la sopa con las gambas peladas y ligeramente sofritas en una sartén con una cucharada de aceite de oliva y sal.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 288 Grasas (g.) 10,6
Hidratos de carbono (g.) 29,9 Saturadas (g.) 3,3
Raciones Hidratos de carbono 3 Monoinsaturadas (g.) 5,2
Proteínas (g.) 18,3 Poliinsaturadas (g.) 1,2
Fibra (g.) 2,4 Colesterol (mg.) 86,5
Sodio (mg.) 494,5 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

La sopa de maíz constituye un plato bastante original, puesto que presenta un modo de consumir maíz diferente al habitual que generalmente es formando parte de ensaladas. Es uno de los cereales más importantes en la dieta de quienes padecen de celiaquía ya que no contiene gluten. Por otro lado, su importante contenido en fibra ayuda a incrementar la sensación de saciedad y contribuye a prevenir o combatir el estreñimiento. La presencia de leche aporta al plato proteínas de buena calidad, además de vitaminas y diferentes minerales. El contenido en proteínas de la sopa se ve incrementado por la presencia de gambas. Aunque su contenido de colesterol y de purinas es relativamente alto, hay que tener en cuenta que normalmente a la hora de elaborar un plato, las cantidades que se utilizan de estos alimentos no son excesivamente altas. Si bien, no se recomienda su consumo en personas con niveles elevados de ácido úrico en sangre o que lleven a cabo una dieta con restricción de sodio.

Categorías

Tipo de receta Cremas y sopas
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Cocido o hervido , Sofrito
Con salsa No
Picante No
Alimento Congelado
Condimento Pimienta
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia