Saber comer   Fundación para la Diabetes

Aros de calamar en su propio jugo

Compartir: 

Aros de calamar en su propio jugo

Ingredientes

1 kilo de aros de calamar.
300 gramos de cebolla.
300 gramos de pimiento verde.
50 gramos de pan rallado.
2 decilitro de aceite de oliva.
Sal.


 

Recetas facilitadas por:

Cómo se elabora

Para elaborar esta receta de una forma más rápida podemos cocer los calamares en olla a presión. De esta manera reduciremos el tiempo de cocción de 50 minutos a un cuarto de hora. Si preferimos utilizar calamares frescos tenemos que seguir los siguiente pasos.
Cortamos la cebolla y el pimiento verde en juliana -tiras finas-. En una cazuela combinamos el pimiento, la cebolla, los aros de calamar, el aceite, y tapamos, poniendo al fuego para que estofe todo junto. Transcurridos unos 45 minutos probamos el punto de cocción. Cuando los calmares estén blanditos y si hubiese demasiado jugo podemos espesar la salsa espolvoreando con el pan rallado. Dejamos que hierva durante 5 minutos para que espese. La recomendación es hacerlos de un día para otro y guardar el plato en la nevera, ya que de esta manera se acentúa su sabor.

Información nutricional de esta receta

Serafín Murillo Por Serafín Murillo
Dietista-Nutricionista Investigador del CIBERDEM
Hospital Clínic de Barcelona
Info. nutricional Por persona Info. nutricional Por persona
Energía (Kcal.) 333 Grasas (g.) 15,5
Hidratos de carbono (g.) 17,5 Saturadas (g.) 2,6
Raciones Hidratos de carbono 1,5 Monoinsaturadas (g.) 9,3
Proteínas (g.) 30,9 Poliinsaturadas (g.) 1,9
Fibra (g.) 2,9 Colesterol (mg.) 375
Sodio (mg.) 364 Valores calculados sin sal añadida

Comentario dietético

Los calamares pertenecen al grupo de los mariscos, por lo que presentan unas propiedades nutricionales comunes a la mayor parte de estos animales. Por lo general son buena fuente de proteínas de alta calidad además de contener pocas calorías, debido principalmente a su bajo contenido graso. Es rico en vitaminas y diferentes minerales, cuyo contenido en esta receta se ve incrementado gracias a la presencia de pimiento y cebolla, buena fuente de estos nutrientes y de sustancias antioxidantes. Aunque los mariscos en general contengan colesterol, conviene tener en cuenta que este tipo de alimentos no forman parte de nuestra dieta diaria, por lo que consumirlos de vez en cuando no presenta ningún problema en relación con un aumento en el nivel de colesterol sanguíneo.

Categorías

Tipo de receta Pescados y mariscos
Temporada Invierno , Otoño , Primavera , Verano
Técnica culinaria Estofado
Con salsa
Picante
Alimento Congelado
Condimento
Temperatura al servir Caliente
Textura y consistencia
Etapa de 4 a 11 años , Adolescencia , Vejez , Deportista , Embarazo , Lactancia