Saber comer   Fundación para la Diabetes

Osteoporosis

Compartir: 

Es una enfermedad que constituye un gran problema de salud y especialmente para la mujer, pues afecta al 30 % de la población femenina postmenospausica.

Hoy se conoce que la osteoporosis se produce por la adquisición de un pico insuficiente de masa ósea al final del desarrollo del esqueleto o por la pérdida inadecuada de masa ósea en épocas posteriores de la vida. La mayoría de hueso se constituye en la adolescencia y el pico máximo se alcanza entre los 15 y 20 años, por eso es muy importante el aporte de todos los nutrientes que se implican en la formación del hueso.

Factores dietéticos

  • Minerales
    Los dos minerales más implicados en la formación de la masa ósea son el calcio y el fósforo. Los lácteos aportan el 80% del calcio total de la dieta y es un calcio de fácil absorción ayudado por los factores modificadores como la lactosa. Las personas que no consumen lácteos tienen mayor riesgo de osteoporosis.
    El sodio aumenta la eliminación de calcio por la orina. Por lo que añadir un exceso de sal a los alimentos puede favorecer la osteoporosis.

  • Grasas
    El consumo elevado de grasa y sobre todo de grasa saturada produce una disminución de la absorción del calcio de la dieta.

  • Hidratos de carbono:
    La lactosa presente en los lácteos favorece la absorción del calcio a nivel del intestino delgado. Pero otros hidratos de carbono como la sacarosa puede producir un aumento de la eliminación urinaria del calcio.

  • Fibra:
    Los alimentos con un alto contenido en fibra también presentan un alto contenido en ácido fitico y oxalatito. El ácido fitico presente en la cáscaras de los cereales, forma unas sales con el calcio y dificulta su absorción. Este efecto sólo es importante en las personas que tienen una dieta muy baja en calcio o un alto consumo de cereales integrales. El oxalatito forma con el calcio un oxalato de calcio que es relativamente insoluble, éste se encuentra en grandes cantidades en las verduras de hoja verde como espinacas o acelgas.

  • Proteínas
    Hay ciertos aminoácidos como la lisina y la arginina que aumentan la absorción del calcio, pero en general una dieta con alto contenido en proteínas incrementa la pérdida de calcio por el riñón, de este efecto se excluyen los lácteos.

  • El alcohol
    El alcohol interfiere en el metabolismo del calcio y el consumo de alcohol aumenta la velocidad de desmineralización de los huesos.

  • La cafeína
    También un consumo excesivo de cafeína se ve implicado en el mecanismo de la osteoporosis, pues produce una elevación de la pérdida de calcio por la heces.