Saber comer   Fundación para la Diabetes

La patata

Compartir: 

A Europa llegó con el descubrimiento de América. Inicialmente sólo se utilizó como planta decorativa, pues se consideraba que sus frutos eran venenosos y que su consumo provocaba lepra.

Hasta el Siglo XVIII, no fue demostrado su error, el encargado de hacerlo fue el farmacéutico M. Parmentier.

La patata es un tubérculo de múltiples usos culinarios, ya que forma pareja con casi todos los alimentos, bien sean de origen animal o vegetal.

Nutricionalmente tiene gran valor: contiene un 79% de agua, un 18% de hidratos de carbono en forma de almidón, un 0.4 % de fibra y un 2% de proteínas. Pero una parte de su valor nutricional viene condicionado por su contenido en vitamina y minerales. Es una fuente importante de vitamina C, sobre todo si está recién recolectada, vitamina B1 y vitamina B6. La mayoría de las vitaminas se encuentran debajo de la piel y cuando se cuecen pasan a formar parte de la pulpa. Por tanto, para conservar al máximo sus vitaminas lo mejor es cocerla, lo que permite el pelado de las patatas sin peder las vitaminas.

En la dieta de la persona con diabetes, la patata pertenece al grupo de los alimentos ricos en hidratos de carbono y se establece que 50 gr. de patatas equivalen a 10 gr. de hidratos de carbono.

Tipos y variedades de patatas:

  • Barako: De forma ovalada y gruesa con ojos superficiales. Piel y carne amarillenta. Se denominas patatas tardías y se conservan bien.

  • Desireé: Son ovaladas y alargadas de piel roja con ojos superficiales y carne amarilla. Maduran semi-tardíamente.

  • Draga: Redonda con ojos semiprofundos y piel blanca amarillenta. Su carne es color amarillo claro. Maduran semi-tardíamente.

  • Nagore: Oval alargada con ojos profundos. Piel roja y carne amarilla pálida. Es de muy buena calidad. Su maduración es semi-tardía.

  • Spunta: Grande y alargada. Ojos superficiales. Su carne es amarilla clara y su piel blanca. Maduración semi-tardía.

  • Bintje: Grande ovalada y regular. De piel amarilla con ojos superficiales. Con carne amarillo claro- Es de maduración semi-retardada.

  • Fénix: Redonda, ligeramente aplastada y ojos medios. Su piel es amarilla y carne de tono blanco amarillento. De maduración semi-retardada.

  • Flamenco: ovalada con ojos superficiales, piel roja y carne blanca. De maduración temprana.

  • Jaerla: ovalada con ojos bastantes superficiales. Piel y carne color amarillo pálido. Maduración temprana.

  • Red Pontiac: Redonda- ovalada, con ojos medianamente profundos. Piel roja y carne blanca. De maduración semi-tardía.

  • Kennchec: Elíptica, achatada y con un tamaño grueso. Sus ojos son superficiales. Piel de color amarillo claro y carne blanca. Su maduración puede ser tardía o semi-tardía.

  • Monalisa: De tamaño grueso y uniforme. Con forma oval y alargada. Piel y carne amarillo clara de muy buena calidad. Maduración semi-tardía.