Saber comer   Fundación para la Diabetes

Las legumbres

Compartir: 

Las leguminosas son conocidas desde la antigüedad, extendiéndose su cultivo principalmente por la cuenca Mediterránea. Tienen una gran importancia desde varios puntos de vista:

  • El nutricional, pues son alimentos con un alto contenido en proteínas de elevado valor biológico, con un aporte de hidratos de carbono también importante y un bajo contenido en grasas. El aporte de minerales y vitaminas también es muy significativo.

  • El gastronómico, son alimentos fáciles de conservar y capaces de combinar con todo tipo de alimento. Sus múltiples variedades intervienen en gran número de recetas, tanto tradicionales como de nueva cocina, más ligera y adecuada al estilo de vida actual.

  • En agricultura, por ser fáciles de cosechar, favoreciendo la regeneración de los terrenos y la posibilidad de su cultivo con los cereales.

  • Económicamente, por ser un alimento completo y barato.

La denominación genérica de legumbre se aplica a aquellas semillas, secas, sanas y separadas de la vaina de origen. Proceden de la familia de las leguminosas.

Tipos de legumbres

Lentejas, Garbanzos, Alubias, Guisante seco, Haba seca, Altramuz, Soja, Cacahuete, Garrofa y Algarroba.

Conozcamos un poco más dos de ellas: las lentejas y los garbanzos.

  • Lentejas:

    Hay diferentes variedades, por ejemplo:

    • Lenteja Pardina: Llamada comúnmente francesa, es la de tamaño más pequeño (4-5 mm.) de color marrón o pardo rojizo. Se cultiva en Castilla y León. Es la segunda en consumo en España.

    • Lenteja verdina: De tamaño pequeño y color verde o verde amarillento con manchas negruzcas. Se cultiva en León y Toledo. Su consumo es poco importante dedicándose gran parte a la exportación.

    • Lenteja rubia castellana: De forma redonda y de tamaño superior a las anteriores. Es la más consumida en España y se cultiva preferentemente en Castilla -La Mancha.

  • Garbanzos:

    También los hay de varios tipos:

    • Garbanzo Castellano: De tamaño grande o mediano esférico y con un color amarillo característico. La superficie es lisa, con surcos marcados y un pico curvo. Es el más consumido en España. Su cultivo está muy extendido, sobre todo en Andalucía y en la meseta central.

    • Garbanzo Blanco Lechoso: De grano grueso y alargado y de forma irregular, con surcos muy marcados y color blanco amarillento. Se cultiva en Andalucía y Extremadura. Su calidad es excelente, por lo que alcanza precios más elevados que el resto.

    • Garbanzo Perrosillano: De pequeño tamaño y de forma casi redonda, con la superficie lisa y el pico pequeño y agudo. Se produce en Andalucía, Castilla y León, y Castilla- La Mancha.